Asumió el nuevo presidente de Brasil, el ultraderechista Jaír Bolsonaro. Fue una breve ceremonia en el Congreso Nacional. El vicepresidente es Hamilton Mourão, también de formación militar.

En su discurso prometió “mantener, defender y cumplir la Constitución, defendiendo las leyes, y promoviendo el bienestar del pueblo brasileño”. En la mesa directiva del Senado, lo acompañaron los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado, Rodrigo Maia (DEM) y Eunico Oliveira (MDB) respectivamente, además del presidente del Supremo Tribunal Federal, José Antonio Dias Toffoli, y la procuradora general de la República, Raquel Dodge.

Además, en su discurso inaugural se refirió a la ideología de género llamando a combatirla. También reivindicó a las Fuerzas Armadas y defendió la tenencia de armas de fuego.

Tanto para iniciar su discurso como para cerrarlo se refirió a Dios: “Brasil encima de todo y Dios encima de todos”.