Intendentes bonaerenses de todas las vertientes del peronismo reclamaron ayer en la Cámara de Diputados una rebaja de tarifas y respaldaron un proyecto opositor para solo abonar el alumbrado a costo de generación y no de la distribución que realizan las tres empresas del servicio de luz.

Las exposiciones de los intendentes se realizaron ante la comisión de Asuntos Municipales, que conduce el peronista Eduardo Bucca, que debate un proyecto para que el precio del alumbrado de los municipios “se pague al costo de la generación y no de la distribución”.

Sin la presencia de los legisladores de Cambiemos que rechazan de plano esta iniciativa, los jefes comunales del kirchnerismo, del peronismo y del massismo cuestionaron al presidente Mauricio Macri y a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

Participaron los intendentes Luis Andreotti (San Fernando), Ariel Sujarchuk (Escobar), Julio Zamora (Tigre), Verónica Magario (La Matanza), Javier Osuna (General Las Heras), Javier Gastón (Chascomús), Germán Di Césare (General Alvarado), Marcelo Santillán (González Chaves), Andrés Watson (Florencio Varela), Paco Durañona (San Antonio de Areco), Hernán Ralinqueo (25 de mayo) y Sandra Mayol (San Miguel del Monte).

Al abrir la reunión, el diputado peronista Eduardo “Bali” Bucca pidió que se “escuchen de una vez por todas no solo a la dirigencia sino fundamentalmente a la gente. Es necesario revertir la situación actual, que traigan soluciones y alivio a las familias”.

Por su parte, el diputado Pablo Kosiner, presidente del interbloque Argentina Federal, lamentó la ausencia de diputados del oficialismo para escuchar la realidad de los municipios y manifestó que “desde el comienzo estuvimos dispuestos a dialogar con todos los sectores para encontrarle una solución a este problema”.

Una de las expositoras más duras fue la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, quien dijo que “no se pueden pagar estas tarifas” que se “tienen que retrotraer a noviembre” y señaló que “como consecuencia de esos aumentos desde diciembre cierran una empresa cada quince días”.

Magario cuestionó a Vidal “por la rebaja de un impuesto que implicaba un 0,64 por ciento que hace años no se cobraba y se restituyó en enero de 2018 con lo cual no tiene impacto en las tarifas ya que en una boleta de 2000 pesos implica una rebaja de 70 pesos”.

La jefe comunal y presidente de la Federación Argentina de Municipios rechazó el pacto fiscal porque señaló que “implica un ajuste económico” y “un avasallamiento a las autonomías de las intendencias”.

En tanto, el intendente de Tigre, Julio Zamora, aseguró que “aquí se ha planteado una realidad, porque no somos los intendentes quienes estamos sufriendo este aumento exponencial de tarifas, son las Pymes, las cooperativas, los comerciantes, quienes enfrentan una situación muy negativa para sus economías”.

“Hoy estamos acá como intendentes, pero no para defender corporativamente a una institución, sino por lo que les pasa a nuestros vecinos y nuestros jubilados, que cobran 7 mil pesos por mes y pagan tarifas de 2 mil. Tienen que elegir entre comer o pagar las tarifas”, aseveró.

En tanto, el intendente de San Fernando, Luis Andreotti, sostuvo que en su municipio tomaron “como objetivo la iluminación como una herramienta de lucha contra la inseguridad, pero el precio aumentó desde 2016 a hoy un 1.600 %. Y todo esto nos afecta socialmente. No nos olvidemos que entre el 30 y el 40% de la población es pobre, y el municipio tiene que atenderlos”.