Por Esteban Parovel.- La Federación Ushuaiense de Fútbol de Salón dio comienzo a las acciones deportivas luego de un 2020 sin actividad oficial debido a la pandemia de coronavirus. Desde el fin de semana, el futsal de la órbita de la Confederación Argentina de Fútbol de Salón inició la estadía en cancha en la capital provincial por medio del desarrollo del Torneo de Transición.

Ante la escasez de espacios deportivo, en este marco particular de pandemia que nos toca atravesar a nivel mundial, la Federación programó su jornada salonera en las instalaciones del gimnasio del Colegio Ernesto Sabato y  reunió en cancha a elencos de ambas ramas en categoría Libre sin que se den pases entre clubes, y con la posibilidad de presentar los jugadores que, según la lista de buena fe entregada en la previa, quisiera cada equipo sin importar su procedencia.

Lógicamente, la intención de la institución deportiva que rige el deporte en Ushuaia es poder ir juntando a los equipos, que vayan adquiriendo nuevamente ritmo de partidos tras el extenso parate; y poder trazar el regreso formal de la competencia con el diagrama del Torneo Oficial 2021, cuyas acciones empezarán a divisarse a fines del mes de marzo y no se descarta que esto no se prolongue hasta el primer fin de semana del mes de abril según los detalles vertidos por la dirigencia de la FeUshFutSal.

La titular de la Federación Ushuaiense, Irma Figueroa, les agradeció a las autoridades deportivas municipales y provinciales, y a la comunidad en general, por la reanudación de las actividades en cancha y reconoció que desde hace tiempo hay un trabajo mancomunado junto a sus pares riograndenses, de hecho, el protocolo de seguridad sanitaria ejecutado para la vuelta es de similares características al que tuvo resultado favorable y permitió el regreso del futsal CAFS en la localidad de Río Grande.

“Emociona y mucho poder volver a encontrarnos en cancha, con los cuidados necesarios. Tras la reunión que tuvimos con el secretario de Deportes, Carlos Turdó, se acordó el regreso; los jugadores deben arribar al gimnasio ya cambiados, se permite un máximo de 12 jugadores por equipo junto a dos integrantes del cuerpo técnico, al acceder al estadio se les toma la temperatura y están los dispensers de alcohol en gel; y mientras no juegan, y permanecen en el banco, deben tener el barbijo colocado. Lamentablemente, al público no lo podemos dejar acceder por cuestiones lógicas, pero, si no cuidamos entre todos, seguramente más adelante podremos compartir todos juntos. Esto es día a día”, analizó y reflexionó la presidenta de la Federación.

Figueroa aseguró que “los clubes nos pedían esta clase de encuentro de transición, que les de competencia antes de arrancar con el Oficial. Se les brindó la posibilidad de que sean jugadores Libres, que tengan la opción de encontrarse todos otra vez en cancha e ir acostumbrándonos a este protocolo, que no solo cuenta con la intervención de los planteles sino que también abarca a la mesa de control y a los árbitros”, aseveró Irma.

Con Río Grande hay una labor conjunta, y esto mismo lo mencionó la autoridad deportiva del futsal ushuaiense. “Estamos trabajando con el mismo protocolo, con un torneo idéntico en calidad de Libre y si se cierra demasiado los nacionales, estamos viendo la posibilidad de contar con regionales. Ya tenemos pautados cruces a mitad de año y al cierre del mismo; y podamos generar encuentros regionales a nivel selecciones”, sentenció.

Volvió el futsal CAFS a la capital provincial y esa es la principal novedad. De a poco se reactivan las disciplinas colectivas y se produce el esperado y ansiado retome de los partidos luego de un calendario deportivo 2020 totalmente modificado y alterado por el Covid 19.