Esta mañana se inauguró en Río Grande el DIAT, Dispositivo de prevención, contención y formación de jóvenes, una obra conjunta entre el Gobierno provincial, la Sedronar y la Fundación para la Integración Federal.

Al respecto, el diputado nacional Martín Pérez aclaró que la nueva institución no es un centro de recuperación de adictos, sino que está dedicado a la prevención de adicciones.

La obra comenzó a gestarse durante el último año de gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y ahora se ha podido finalizar con la actual gestión de Cambiemos.

“Somos críticos en otros aspectos pero destacamos cuando hay continuidad y las cosas se hacen bien”, dijo Pérez en rueda de prensa, y destacó la articulación tanto con los gobiernos nacional y provincial, y con el municipio de Río Grande que cedió el edificio.

El “Espacio Joven DIAT” ya cuenta con más de 450 jóvenes preinscritos para los talleres vinculados con la comunicación o a plataformas digitales, con salida laboral.

El diputado anunció que desde el DIAT “vamos a articular con instituciones privadas y de la sociedad civil que se desarrollan en este ámbito de prevención de adicciones”. Y destacó la importancia de que el espacio esté permanentemente monitoreando por la Sedronar.

Según las estadísticas, la patagonia históricamente tuvo un mayor consumo de drogas que otras regiones del país, debido a distintos factores particulares, como las condiciones climáticas o el alto poder adquisitivo.

“La estigmatización no ayuda, hay que generar espacios inclusivos”, dijo el Secretario de Estado de la Sedronar, Roberto Moro, quien destacó que “desde el estado se haya puesto el foco en el sujeto antes que en las drogas“.