Así lo afirmó el Jefe de Gabinete del Municipio de Ushuaia, Oscar Souto, y se refirió a la reunión del viernes entre autoridades municipales y la gobernadora y dijo que  “es más fácil cuando los planteos uno los puede hacer en una mesa y no mediáticamente”.

Por Radio Provincia Ushuaia, Souto relató que uno de los ejes que tuvo la reunión fue la distribución de los ingresos coparticipables entre los municipios, ya que “hay recursos que no van a estar más porque ha habido una reducción de algunos impuestos sobre ingresos brutos y esto opera sobre la recaudación de los municipios”.

En el encuentro también se habló del Impuesto Inmobiliario, y Souto aclaró que desde el municipio “pretendemos que sea retirado del superior”, y subrayó que” la posición sigue siendo firme de ambos lados”.

Luego de la firma del acuerdo entre la provincia y el gobierno nacional, Souto dijo que “no puede ser que todo este acuerdo lo terminen pagando los presupuestos de más de 3500 municipios de todo el país. Porque esto deja muy mal parados a los intendentes y repercute la sobras públicas y las cuestiones que manejan los municipios.”