El viernes, el presidente Alberto Fernández afirmó que, en principio, un tercer pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) se destinaría exclusivamente a las regiones donde las medidas de aislamiento social sean devueltas a la “fase 1″, es decir el Área Metropolitana de Buenos Aires y Chaco.

Sin embargo, la titular de la Anses, Fernanda Raverta, en declaraciones radiales agregó que “está en evaluación y se recurrirá al entrecruzamiento de datos para dirigir mejor ese beneficio extraordinario”.

Mientras la segunda ronda del IFE todavía transita su período de pago, algo que seguirá hasta el 13 de julio, en el Gobierno empiezan a diagramar cómo será la tercera versión del bono destinado a suplir la caída en los ingresos que generan las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio.

Un tercer pago está confirmado, así lo sostuvo Fernández, pero los montos y la cantidad de beneficiarios que serían alcanzados están siendo evaluados.

La convicción entre los funcionarios nacionales es que el pago del IFE es un esfuerzo mucho mayor al que se había planificado originalmente. Pensado para abarcar a unos 3 millones de beneficiarios al inicio de la cuarentena, terminó por casi triplicar su alcance dada la vaguedad de los requisitos establecidos en su inicio por Alejandro Vanoli, el titular de la Anses que terminó siendo desplazado.

El objetivo del tercer pago es que suponga un esfuerzo menor al de los 2 primeros, dado que el déficit del Tesoro no para de crecer y la única vía a la que puede recurrir para financiarse es la emisión monetaria del Banco Central, una estrategia riesgosa.

Según lo expresado por Raverta en declaraciones radiales del domingo, ANSES cuenta con mucha más información sobre los beneficiarios del IFE lo que les va a permitir ser “más inteligentes” en el futuro.

“Ahora tenemos la posibilidad de entrecruzar datos. La tercera etapa tiene relación con algunas variables que tienen que ver con cuestiones geográfica. Después lo vamos a cruzar con cuestiones más productivas de cada lugar, si se pudo reactivar la economía en ese lugar o si la circulación del virus lo impide”, manifestó la funcionaria nacional a Radio 10.

Más allá de la Ciudad Autónomo a de Buenos Aires, el Gran Buenos Aires y Chaco; que en principio serían los distritos que vuelven a la cuarentena más estricta; está en análisis incluir también a Rio Negro y Córdoba. El resto de los beneficiarios, quienes residen en zonas del país en las que la actividad se reanudó, quedarían fuera del tercer desembolso.

Se estima que la mitad de los casi 9 millones de beneficiarios residen en los distritos en cuestión, lo que reduciría a la mitad el costo para el Tesoro del programa de ayuda.

Además, aprovechando la reducción del universo de beneficiarios, también está en consideración subir el monto que se otorga a cada beneficiario.

Continuidad del pago

Mientras tanto, el pago de la segunda ronda del IFE no se detiene. El gobierno completará en los próximos días el pago a quienes ya tenían y habían informado CBU, según número de documento. Aquellos cuyo DNI termina en 4 cobran hoy, en 5 cobran el martes 30, en 6 el miércoles 1 de julio, en 7 el jueves 2, en 8 el viernes 3 y en 9 el lunes 6.

ANSES ya dispuso el calendario de pago de quienes recientemente ingresaron a su Web y validaron un CBU existente o cargaron uno nuevo. Para ese grupo, el calendario de pago es el siguiente:

El jueves 2 de julio cobrarán aquellos con DNI terminados en 0, el viernes 3 aquellos con DNI terminados en 1.

La siguiente semana sigue cobrarán el lunes 6 los DNI terminados en 2, el martes 7 los terminados en 3, el miércoles 8 los terminados en 4.

Tras la pausa del fin de semana extra-largo que se inicia con feriado del 9 de julio y el “feriado puente” del 10, los pagos retomarán el lunes 13 para los DNI terminados en 5 y seguirán el martes 14 (terminación 6), miércoles 15 (terminación 7), jueves 16 (terminación 8) y viernes 17 (terminación 9).

Mientras tanto, los bancos avanzan en el proceso de inscripción y “bancarización” de los aproximadamente 3 millones de personas que, sin tener cuota bancaria o no habiéndola informado, cobraron la primera cuota del IFE en sucursales del Correo Argentino o a través del sistema “punto efectivo” de las redes Banelco o Link.