Por Elias García.- Este lunes, la ANSES UDAI Río Grande confirmó un caso positivo de COVID-19 alrededor de las 10 de la mañana y suspendió los turnos programados para la jornada, que serán atendidos de manera remota o bien reprogramados para los próximos días.

Otros dos trabajadores se realizaron el test de antígenos y aguardan los resultados, a la vez que la gerencia de la UDAI, a cargo de Eva Mansilla, procedió a la desinfección de las oficinas donde a primera hora se atendieron los turnos programados.

Aproximadamente a las 10 de la mañana, como se mencionó, se dio la confirmación del primer caso positivo. Cabe destacar que, al tratarse de un caso sospechoso en primera instancia, los contactos estrechos no fueron aislados, lo que motivó la realización de una asamblea para determinar los pasos a seguir.

Con respecto a la atención prevista para este martes las oficinas continuarán cerradas de manera preventiva y solo habrá atención remota para los beneficiarios y beneficiarias de la ANSES. En ese sentido el propio personal en funciones establecerá contacto telefónico con las personas que hayan adquirido un turno para dicha jornada.