Por su parte la titular de la Comisión de Presupuesto del Concejo, concejal María Eugenia Duré reiteró su decisión de “no votar un aumento de impuesto” y argumentó su posición a favor del “congelamiento”.

“Yo escucho a Concejales pidiendo que se baje el gas, que se baje la luz”, ¿y por qué no lo podemos hacer en la ciudad de Río Grande?” señaló la edil para luego recordar que “la mayoría de los Concejales le dijimos al Intendente que no se suban los impuestos y aprobamos una Ordenanza y eso se vetó”.

Tras lo cual señaló que en las reuniones de Comisión “escuché a los Secretarios decir que se iban a perder 300 millones de peso y no trajeron ningún informe técnico y nosotros calculamos que era un 3% y nos decían que no íbamos a poder hacer nada y no era real”.

Duré recordó que desde la oposición “votamos el congelamiento y además hicimos varios pedidos de informes en el marco de la Comisión de Presupuesto porque todos los años cada uno de los bloques presentaba sus inquietudes e hicimos modificaciones en el Presupuesto del año pasado para acompañar” y además “hice pedido de informes para el Presupuesto del año que viene” pero “no nos dieron tiempo porque pedimos informes que no fueron contestados en el marco de la Comisión”.

Por lo tanto, pidió a sus pares “que recapacitemos en esto, yo no tengo la orden de nadie, realmente, lo único que hice fue hablar con los vecinos y desde mi banca no voy a aprobar ningún aumento de impuestos”.

Además, Duré volvió a encuadrar en “violencia política y de género” el hecho de que los funcionarios municipales no le hayan firmado el Decreto de traslado cuando se ausentó de la Sesión Especial.