Dr Jorge Carmassi  opinó que la decisión de exceptuar el pago de guardias del tope salarial impuesto por el sueldo de la gobernadora, “deberían haberlo hecho muchos antes, porque hubo muchos profesionales, que en virtud de que su sueldo estaba configurado por la cantidad de guardias que hacían y sufrían descuentos, tomaron la decisión de hacer menos guardias o dejar el hospital”.

En dialogo con Fm del Sur de Ushuaia, el referente e Siprosa indicó que, “no es fácil llegar al tope salarial, haciendo as guardias que corresponderían que se haga”.

En este sentido opinó que, “si bien la decisión del Tribunal de Cuentas es buena, nosotros seguimos insistiendo que la clave del salario del profesional  no tiene que estar conformada de forma importante por las guardias”.

Ante esta situación manifestó que la medida, “va a alcanzar a muy pocos” profesionales de la salud”.

El profesional advirtió que en Río Grade,  “el plantel de guardias está prácticamente diezmado y están con un altísimo nivel de guardias y eso termina siendo lesivo para la salud del profesional, del servicio e impacta sobre la población”.

Consultado por las diferencias salariales entre los médicos de planta y los contratados, dijo que desde el gobierno sostiene que, “es la única manera de hacerlo funcionar y que teníamos que tener paciencia”.