El banderazo está convocado para las 12 del mediodía del próximo sábado 22 en el Paso Garibaldi. La convocatoria a la ciudadanía y a las organizaciones de la sociedad civil persigue el objetivo de defender la soberanía en el cielo argentino. Cada organización deberá llevar sus banderas.

“Es una buena oportunidad para invitar a las autoridades locales y entidades de todo fin, depende de esto que sigan los vuelos a Río Grande”, dijo el prosecretario de la secretaría del interior de APA, Edgardo Dacaro.

Luego de la conciliación obligatoria dictada por el Gobierno y a la que los gremios aeronáuticos adhirieron, la ANAC presentó una propuesta al gremio de pilotos, que fue rechazada. De no aparecer otra propuesta, los gremios tomarán otra medida de fuerza el próximo 28 de diciembre.

El gremio de pilotos había denunciado que el Ministerio de Transporte, a través de la ANAC, Administración Nacional de Aviación Civil mediante la resolución 895/18 ANAC, modificó la RAAC 61 permitiendo el ingreso y la validación automática, de licencias pertenecientes a pilotos extranjeros, sin exámenes en argentina, que acrediten pericia y los máximos estándares de seguridad.

“El gobierno nos lleva a que confrontemos con los pasajeros, pero hay cuestiones de fondo. Somos un gremio que tiene una postura sobre la línea de bandera por un tema de soberanía y así lo presentamos”, dijo Dacaro por Fm Aire Libre.

Y afirmó que “si no existiera la línea de bandera, en Tierra del Fuego quedaríamos incomunicados con el continente”.