El ministro Jefe de Gabinete provincial, Leonardo Gorbacz, consideró ayer como “muy positivo” el proyecto de ley de rebaja de impuestos presentado por el Poder ejecutivo y que se encuentra en tratamiento en la Legislatura provincial.

Gorbacz expresó que “se pueden mejorar los servicios del Estado sin aumentar impuestos, o incluso bajándolos” y que “en momentos de recesión aumentar los impuestos a la gente bajo el argumento de que de esa forma se fortalece lo público, es una falacia absoluta”.

“Desde el gobierno provincial estamos volcando 2 mil millones al mercado interno en las próximas semanas a través de los pagos a estatales, pensionados y jubilados y al mismo tiempo estamos ayudando al sector privado con una baja de impuestos, y así tratar también de sostener los puestos de trabajo en ese sector tan importante” señaló el ministro.

Gorbacz también destacó que “la gestión de Bertone permitió pasar del 36% al 47% de recaudación propia respecto del presupuesto total, sin aumentar impuestos, a través de la mejora de la gestión recaudatoria”.

“Si ahogamos al sector privado aumentando impuestos entramos en un círculo vicioso donde se perjudican los trabajadores privados y también los públicos”, finalizó el jefe de Gabinete.

La iniciativa del Gobierno de rebajar la alícuota a los Ingresos Brutos que pagan los pequeños y medianos comerciantes tiene como objetivo ayudarlos a atravesar el actual escenario de crisis económica por el que atraviesa el país, y contribuir a preservar los miles de puestos de trabajo que las pymes fueguinas nuclean en sus diferentes actividades.

Para la Provincia, la rebaja de este impuesto significará un esfuerzo del orden de los $600 millones de pesos que dejarán de ingresar al fisco. Esto en un contexto en el que la gobernadora Bertone decidió no solicitar más ayuda del Tesoro Nacional y hacer frente a las obligaciones de la Provincia con recursos propios. Así pudo anunciar que el aguinaldo se abonará en una sola cuota y que los empleados públicos, los beneficiarios de la pensiones y de planes sociales recibirán además un bono de fin año.

“Vamos a cumplir con el sueldo de diciembre, con el aguinaldo y con un bono de $10.000 pesos para los trabajadores, y creemos que este tipo de medidas hacia el sector público pueden ayudar al sector privado” señaló la mandataria días atrás, remarcando que su gestión tiene como premisa “gobernar para todos”.