La Universidad Siglo 21 firmó junto al Gobierno de la Provincia un convenio marco que otorga beneficios especiales para la formación de los empleados y sus familiares.

Santiago Pauli, Coordinador de Centros de Aprendizaje Universitario de la Siglo 21 en Tierra del Fuego, contó a Tiempo Fueguino que “con la gobernación firmamos dos convenios. El convenio de Organización Amiga permite que los empleados públicos y sus familiares directos puedan acceder a descuentos en todas nuestras carreras y programas. A la vez implica una cantidad de becas que el Gobierno va a estar recibiendo por mes”.

El acuerdo implica también que familiares que estén en cualquier parte del país sean beneficiados explicó Pauli a este medio. “Si un empleado tiene un hijo en Santa Fe o Jujuy también puede acceder al descuento” sintetizó.

El otro convenio firmado con la gestión Bertone es el de Práctica Profesional que tiene como objetivo realizar la formación práctica de la carrera “puedan hacerla en distintas dependencias de gobierno con lo cual abre un montón de puertas a los alumnos”.

Para el coordinador de la sede local tanto ingresantes como futuros estudiantes de la Siglo 21 “se van a ver beneficiados por estos acuerdos de colaboración mutua”.

Primeros becados

De los acuerdos firmados se desprenden por lo menos 3 primeros beneficiaros de becas completas para hacer sus carreras en cualquiera de las modalidades que ofrece la universidad Siglo 21.

Tiempo Fueguino dialogó con dos de ellos: Thomas Santos de Río Grande y Franco Montagna de Tolhuin. Ambos accedieron a una beca completa para realizar sus estudios superiores a través del convenio firmado con la Siglo 21.

Franco tenía en mente estudiar Arquitectura cuando terminara el secundario, pero la imposibilidad de realizar la misma en la provincia además de lo costoso que resultaba hacerla fuera de la isla lo convencieron de realizar el taller de orientación vocacional que el Gobierno realizó en su escuela.

Vio a la gobernadora en Tolhuin en el marco del aniversario de la escuela y tuvo oportunidad de hablar con ella y le detalló su situación. “Me dijo que le de los datos a su secretario, que le hable y le cuente toda la historia. No importa si es muy larga” relató a este medio.

Después de haber terminado el taller de orientación vocacional “me di cuenta de que tal vez Arquitectura no iba tanto conmigo” confesó, pero que “después de terminar el taller la carrera que más iba conmigo era comunicación”.

“Fui investigando en este último tiempo la carrera, las ventajas que pueda llegar a tener y me decidí por esta carrera” agregó. Este lunes recibió el llamado de un secretario de la Gobernadora “que me dijo que ella había firmado un convenio y me querían otorgar una beca a mi” en la Siglo 21.

Entre las opciones de la universidad Periodismo era lo más acorde al resultado del test vocacional que realizó Franco. “Sé que es una beca completa, que me van a ayudar con los gastos que tengo con la carrera” explicó, aunque todavía la noticia estaba muy fresca y no conocía en profundidad los detalles.

“Nunca pensé que podía llegar a tener una beca y poder tener esta oportunidad porque la verdad que es muy bueno y hay que aprovecharla” finalizó.

En Río Grande también

Thomás en tanto decidió por administración agraria. “La elegí porque me gusta lo que es el campo, los animales” explica y cuenta que en el colegio Antártida Argentina realizaron también el test vocacional donde obtuvo ese resultado.

Según contó a Tiempo Fueguino, la beca obtenida es el cien por cien de las cuotas de la carrera que tiene una extensión de cuatro años. “La noticia la recibí yendo a hablar con la gobernadora para pedir una ayuda para pagar lo que es el costo de las cuotas en la universidad” relató el estudiante.

La gobernadora se contactó con él preguntándole si tenía ganas de estudiar “porque iban a firmar un convenio con la Siglo 21 y les iban a dar tres becas que cubre toda la carrera” agregó. La respuesta del joven fue positiva y de esa manera se convirtió en el primer becado de Río Grande.

“Estoy muy agradecido de esta oportunidad que me dieron de no tener que trabajar y estudiar a la vez para poder pagar la carrera. Era lo que tenía pensado hacer para cubrir los gastos” confesó Thomás. “La voy a aprovechar al 100% para terminar la carrera bien” finalizó.

Ambos casos coinciden en dos cosas: la decisión de realizar el test vocacional para tomar una mejor decisión hacia el futuro, y la determinación para concretar ese estudio a pesar de las dificultades buscando las herramientas que hay a mano. En este contexto, el convenio entre el gobierno y la universidad Siglo 21 allanaron el camino para que ambos pudieran comenzar a transitar sus estudios superiores.