La dirigencia de ATE se manifestó en el Concejo Deliberante y fueron recibidos por los ediles. Durante la reunión, los dirigentes gremiales argumentaron que el Pacto Fiscal firmado por el Municipio con la Provincia impedía una recomposición salarial. Esto fue negado por los  concejales e incluso recriminaron a los sindicalistas la falta de apoyo en defensa del cobro del Impuesto Inmobiliario y el rechazo al Pacto Fiscal por parte de la provincia.

La dirigencia de ATE se manifestó, este miércoles, en el Concejo Deliberante de Río Grande con la finalidad de exponer a los Concejales el reclamo salarial que llevan adelante ante las autoridades municipales y reprochar el acompañamiento que oportunamente se hizo, desde el órgano legislativo, al Consenso Fiscal que el Municipio firmó con la provincia entendiendo que esto limitaba la posibilidad de alcanzar una recomposición salarial para los trabajadores Municipales. Los Concejales negaron que esto sea así pero además le reprocharon a la dirigencia sindical no haber reclamado oportunamente ante las autoridades del Gobierno de la provincia, entre otros cuestionamientos que los ediles le formularon a la conducción del gremio estatal.

La reunión contó con la presencia de los Concejales María Eugenia Duré; Verónica González; Laura Colazo; Miriam Mora; Alejandro Nogar; y Paulino Rossi, en tanto que los trabajadores estuvieron representados por Marcelo Córdoba y Felipe Concha.

Tras la exposición de la dirigencia sindical la concejal Miriam Laly Mora señaló que el Concejo Deliberante debió acompañar el Conceso Fiscal “porque fuimos arrastrados” y recordó que “también participamos de la reunión en Ushuaia para todo el arco político que en realidad era para la foto porque la decisión de firmar el parto fiscal” por parte de la provincia “ya estaba tomada y no nos invitaron a la segunda reunión para ver qué proyecto llevábamos nosotros para evitar firmar el Pacto Fiscal” recordó.

Además Mora indicó que “desde el Concejo Deliberante acompañamos más que nada por obligación porque desde acá se votó para que los empleados municipales no paguen el aporte solidario y  muchas otras cosas que se hicieron desde Río Grande para los trabajadores”.

Por lo tanto le recriminó a la dirigencia de ATE que “empezaron por el techo” entendiendo que “tendrían que haber empezar por el Gobierno de la provincia o la Legislatura porque parece que el Municipio de Río Grande o el Concejo de Río Grande terminamos los que perjudican a los trabajadores cuando el Gobierno provincial ha tomado decisiones mucho peores como ha sido darles el aumento por Decreto” remarcó Laly Mora.

A lo cual Marcelo Córdoba recordó que la conducción de ATE “ocupamos la legislatura y estuvimos campamento frente a la Casa de Gobierno y cortamos la ruta y San Martín y Belgrano contra el paquete de leyes que votó la legislatura en el 2016” por lo que “somos el único sindicato que tiene una demanda penal contra el paquete de leyes e hicimos lo que teníamos que hacer”.

Además “no tenemos ningún compromiso que nos ATE ni tenemos cola de paja y no le debemos un vuelto ni al Intendente ni a la Gobernadora y no me cambia la convicción sacarme una foto”.

Además Mabel Caparrós, actual secretaria Legislativa también recordó que el acuerdo fiscal “tuvo un tratamiento importante en Río Grande y el Intendente no tuvo un gran acompañamiento de todos los gremios cuando se paró de manos el Intendente para que no le toquen el impuesto inmobiliario porque ahí si se quedan con las pies afuera todos los trabajadores municipales porque sin los impuestos municipales los sueldos no se pueden pagar” y en aquella oportunidad  “el Intendente se paró de manos y tuvo el respaldo del Concejo y por eso se hizo la reserva en el Pacto Fiscal que se firmó con la provincia”.

Además ratificó los dichos de la concejal Mora en cuanto a que el Consenso Fiscal “bajó de Nación a Provincia, luego a la Legislatura y después a los Municipios y acá el Intendente se tomó su tiempo y después cuando firma, firma con condiciones porque si le sacan el impuesto inmobiliario destrozan la ciudad”.

A lo cual Marcelo Córdoba aclaró que “nosotros no venimos a echarle la culpa a nadie porque sabemos cómo es la historia” aseguró y sostuvo que “no hemos podido tener en las manos el acuerdo entre la provincia y el Municipio”. A lo cual Mora respondió que “hubo muchos gremios en la reunión que se hizo en Ushuaia” con todo el arco político y sindical.

Por su parte la concejal Laura Colazo pidió “tener en consideración el contexto en el que se firmó el acuerdo fiscal por parte de la provincia dado que Buenos Aires había interpuesto una demanda que iba a significar que Tierra del Fuego pierda más de 1000 millones de pesos, y no teníamos mucha instancias” por lo que consideró que “hay una responsabilidad por parte de todas las instituciones para que todos los trabajadores provinciales o municipales puedan cobrar su sueldo”.

A su turno la Concejal Duré lamentó que “hoy nos tengamos que juntar de esta manera pero hubiera sido bueno en aquel  momento tener una reunión para saber si nosotros acompañábamos o no el acuerdo fiscal y lamentablemente hoy nos tenemos que juntar cuando las papas arden” y por lo tanto coincidió en que “habría que reclamar en dónde se tomó la decisión” de adherir al Pacto Fiscal, en referencia al Gobierno de la provincia.

Por lo que Marcelo Córdoba opinó que “esta política (del Gobierno nacional) lo que ha hecho ha sido quitarle la autonomía política y económica no solo a los Municipios sino también a la provincia y por eso cuestionamos el plan económico”.

La concejal Colazo aclaró, por su parte, que en el Consenso Fiscal al que adhirió Río Grande “no hay nada escrito con respecto a las paritarias y además el secretario de Finanzas nos dijo que el Municipio está ordenado y está contemplada la pauta salarial en el Presupuesto” vigente hecho que fue ratificado por los propios trabajadores que remarcaron que “NUNCA HEMOS TENIDO problemas con el Municipio en las discusiones paritarias” y se mostraron optimistas de que “vamos a llegar a un acuerdo”.