Ayer, durante un viaje a la Estancia Herberton, los pasajeros del catamarán Elisabeta, padecieron momentos de incertidumbre, luego de que una importante tormenta de viento provocara la entrada de agua en la embarcación.

Según el titular de Los Yámanas S.A. empresa a la que pertenece el catamarán, también hubo otras embarcaciones que tuvieron problemas en el día de ayer por los fuertes vientos.

“Fue un tema meteorológico que desbordó la situación”, dijo Moreno Preto por TV 2 Noticias. “Tal vez una falla de la tripulación que dejó abierta la tapa de un pique de proa y entró un poco de agua”, agregó.

Preto señaló que “en ningún momento hubo peligro de que se inunde”, y que “prefectura siguió el protocolo y acompañó con un barco de apoyo”.

También resaltó la permanente comunicación con la tripulación “que tenía controlada la situación”.

A la embarcación entraron aproximadamente 200 litros de agua. Ahora prefectura determina responsabilidades dentro de la tripulación.