El Gobierno presentó la Campaña Nacional de Concientización y Prevención contra el Grooming, una iniciativa que busca concientizar sobre este delito y anunciar la disposición de recursos para la prevención, identificación y denuncia de actos de acoso a niños, niñas y adolescentes desde internet.

La primera dama, Fabiola Yañez; el ministro de Educación, Nicolás Trotta; la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, y el secretario de Medios y Comunicación Pública, Francisco Meritello, presentaron la campaña durante una ceremonia en el Centro Cultural Kirchner de la ciudad de Buenos Aires.

Durante el acto, Yañez señaló los datos “alarmantes” de esta problemática: “Un 10% de chicos han llegado a tener un contacto con alguien que conocen por internet, un 30% fue agregado a un grupo de WhatsApp sin su consentimiento”.

Según se informó oficialmente, entre el 20 de marzo y el 31 de octubre de este año, las consultas sobre grooming a la Línea 137 aumentaron 133% respecto del mismo período del año anterior.

“Que hoy podamos largar está campaña es fantástico. Esto es un comienzo y que lo podamos revertir”, añadió Yañez.

Meritello sostuvo que todo el plan se explica por el empuje de las madres de los chicos acosados, en especial por la madre de Micaela Ortega, la niña asesinada en 2016 en Bahía Blanca cuanto tenía 12 años, por Jonathan Luna, un hombre que la contactó por Facebook haciéndose pasar por otra nena, y fue condenado a prisión perpetua por el crimen.

En ese sentido, también elogió con particular énfasis a Roxana Domínguez, titular de la ONG Mamá en Línea, la persona que se contactó con los funcionarios para pedirles un plan interministerial para abordar el tema.

“Nos despertaste a todos”, dijo Meritello dirigiéndose a Domínguez, y luego afirmó que la misión será “llevar este debate a la mesa de los argentinos, ya que los “hijos, hijas, hijes tienen que saber de qué se está hablando”.

En tanto, Losardo celebró el trabajo conjunto con el sector privado: “Nos acompañaron los medios, las empresas privadas y las ONG’s. Y celebro que estemos trabajando para salvar vidas”, aseveró.

“No nos olvidemos que nosotros sentimos el dolor del otro pero, al otro, el dolor lo habita para siempre. Nos tiene que habitar la responsabilidad de cambiar las cosas. Tenemos que cambiar la cultura”, afirmó.

Por último, Trotta reconoció que hasta que Roxana lo visitó, él pensaba “que el lugar más seguro para los hijos era su habitación”.

“Ahora sabemos que, si no nos comprometemos, es un espacio de peligro”, ya sea en “los casos más dolorosos, como el de Micaela, o en los otros que también generan un impacto muy profundo en los chicos”, comentó.

En el escenario también estuvo Roxana Domínguez, madre una niña que fue captada por una mujer en 2009, quién recordó que, durante muchos años hubo un vacío legal y que, una vez conseguida en 2013, se necesitaba de una campaña amplia de concientización.

“Algunas de nosotras tenemos a nuestros hijos vivos por casualidad, yo tuve que ir a una morgue y no podía respirar. Nadie nos daba la campaña. Pasó lo de Micaela y te pido perdón, porque nada de lo que hicimos alcanzó para salvar a tu hija”, dijo Dominguez, entre lágrimas, dirigiéndose a la mamá de la nena que se encontraba entre el público.

La titular de “Mamá en Línea” contó que la iniciativa anunciada se gestó cuando se supo que, por la pandemia, se iban a entregar más dispositivos electrónicos para que los chicos tengan clases y contactó, a través de un senador, al ministro Trotta, quién “tomó la decisión política en el mismo instante”.

Mónica Cid, mamá de Micaela Ortega, expresó al finalizar el acto: “Muchas veces dije que no había muerto en vano. Siempre me pregunté por qué y no encuentro esa respuesta, pero sí un para qué, y es que cada chico sea cuidado por mi Estado, con la responsabilidad de todos nosotros para que nadie le quite la inocencia. A mi hija le costó la vida esta campaña”.

Entre otras medidas anunciadas, se brindarán capacitaciones con perspectiva didáctica a través de distintas ONG’s y habrá contenidos especiales que serán difundidos a través de los médios públicos, a los que se sumarán las campañas en redes sociales y en internet con la colaboración de empresas de tecnología como Facebook, Google y Microsoft.

También se trabajó con los medios privados congregados en Adepa para que los comunicadores tengan capacitaciones en perspectiva de género, con especial atención a la problemática del grooming.

Otras empresas privadas como Intel, Dell, BGH, MercadoLibre, Newsan y Phillips, también se sumarán con entrenamiento a sus empleados y con distintas iniciativas de concientización hacia sus clientes.