Por Fabiana Morúa.-

A raíz del aislamiento social, preventivo y obligatorio; las entidades sociales, culturales, política debieron tomar alternativas para brindarle a la comunidad continuidad a sus actividades o generar espacios de debate, compartir momentos a través de Internet.

Es el caso del Micrófono Abierto de cuentos y poesías propuesto por Ushuaia Anda Leyendo. Motivo por el cual, Tiempo Fueguino dialogó con Andrea Bogado, quien es bibliotecaria. Trabaja en el Centro Educativo de Nivel Terciario N° 11 de la capital fueguina.

“El proyecto denominado Ushuaia anda leyendo: Para el fomento del libro y la lectura en la comunidad, surgió en el año 2014, en un primer momento en las redes sociales, con acciones básicas como lo son: El intercambio de libros leídos entre los seguidores de la página, recomendaciones de escritores y obras como la difusión de eventos culturales y literarios de la ciudad”; sostuvo Bogado.

Con el tiempo, “el equipo se fue ampliando y hoy somos 6 personas de manera estable y comprometidas fuertemente con el desafío de vincular a los ciudadanos con las bibliotecas, los libros y la lectura como práctica cotidiana, generando actividades de manera voluntaria”; explicó.

Bogado aseguró que “nuestra actividad más notoria, por decirlo de alguna manera, son las liberaciones masivas de libros, en las que nos juntamos 4 veces al año a regalar e intercambiar libros en algún punto de la ciudad”.

Sobre la liberación masiva de libros: “Esta actividad ha sido declara de interés por el Concejo Deliberante de Ushuaia”.

“Desde el año pasado decidimos realizar actividades de promoción a la lectura y de formación de lectores con proyectos específicos diseñados para las distintas organizaciones que nos convocan, como: Cooperativas, escuelas de todos los niveles y distintas áreas del municipio”.

Actualmente, “todo el trabajo nos llevó a la necesidad de formalizar nuestra estructura, y así conformamos laAsociación Civil Ushuaia anda Leyendo: para el fomento del libro y la lectura en la comunidad” N°1565, lo cual nos garantiza un marco jurídico y legal para continuar con las nuevas propuestas y estrechar vínculos más sólidos con personas como con asociaciones del ámbito estatal y privado”; declaró Bogado.

“Trabajamos fuertemente en la apertura de una biblioteca popular, con ayuda del municipio de la ciudad”; expresó la Bibliotecaria.

¿Hace cuánto tiempo está Ushuaia Anda Leyendo? ¿Cómo nace la iniciativa en la capital fueguina?

Bogado relató: “Es un proyecto está en marcha desde hace 6 años y surge con la idea de vincular a la población de Ushuaia con la práctica de la lectura. Como su nombre lo indica, a partir de la frase popular surgida en las redes sociales “la gente anda diciendo”, se trazó un principio de analogía del que surgió “Ushuaia anda leyendo”.

Al dejar en claro la misión fundacional del proyecto, “la cual impulsa todas sus acciones orientadas a acercar a la lectura por placer a aquellas personas que ya tienen el hábito desarrollado y a generar espacios activos y coordinados que despierten en toda la comunidad conciencia sobre la importancia de la práctica de lectura y se vinculen a ella; prácticar activamente en distintas propuestas diseñadas y adaptadas a lo largo de nuestra propia experiencia como lectores, usuarios y profesionales de la información”.

También, “posicionándonos como nexo entre las personas y el material bibliográfico, buscamos garantizar un acceso amplio y equitativo a la información, al conocimiento; sea para fines formativos, informativos o recreativos”; aseguró.

¿Es parte desde que comenzó el proyecto?

Sí, soy la fundadora del proyecto.

La lectura la usamos todo el tiempo, ¿cree que eventos, actividades, iniciativas como esta son importantes?

“Todo evento o iniciativa que tenga como objetivo visibilizar a la lectura e igualar el acceso de las personas a los recursos de la cultura, son importantes y necesarios”; indicó.

La fundadora de Ushuaia Anda Leyendo sostuvo: “Garantizar el acceso a la lectura, la información y al conocimiento es un derecho humano fundamental que nos permite ejercer otros derechos necesarios para la vida en sociedad”.

¿Por qué es importante la lectura?

Se le consultó a la Bibliotecaria sobre la importancia que tiene la lectura: “Aunque se suele escucha decir que las personas cada vez leen menos, hay estudios que indican que hoy se lee más que nunca, leemos incluso antes de estar alfabetizados”.

La lectura “es importante porque es una fuente fundamental de acceso al conocimiento y a la información, permite a las personas empoderarse de sentidos y ser un verdadero motor de cambio para contribuir a elevar su calidad de vida y generar una sociedad más libre, justa y equitativa”.

Vivimos tiempos atípicos, complejos, un tanto triste. Por ello, ¿siente que la lectura es una buena opción? ¿Cree que es aún más importante?

Fundadora de este movimiento y Bibliotecaria, Bogado aseguró: “Creo que la lectura siempre es una buena opción. Particularmente en el contexto que estamos viviendo; la lectura nos permite salir de nuestra realidad y descubrir otros universos posibles. En el caso de la literatura por placer”.

Es importante destacar el papel de la lectura “para formar ciudadanos con espíritu crítico y responsables, fundamental en estos momentos en los que somos bombardeados permanentemente con información de todo tipo”; remarcó.

Contexto de cuarentena y las actividades sociales-culturales que convocan muchas personas, por el momento, no se pueden realizar por el bien común: De la mano de la lectura, la escritura, la cultura; ¿la tecnología es una buena aliada en estos momentos?

“En estos tiempos la tecnología nos permite estar comunicados de forma casi permanente. Actualmente, muchas bibliotecas están cerradas y la tecnología es una excelente aliada que permite, a través de diferentes plataformas en línea, poner a disposición catálogos y recursos a los que los usuarios para que, desde la comodidad de su casa, pueden acceder y sobrellevar esta cuarentena de un modo más interesante y creativo”; afirmó Bogado.

Asimismo, la fundadora de la movida, aseguró que “la tecnología nos permite ponernos en contacto directamente con muchos escritores que, durante esta cuarentena, utilizan sus redes para acercarse a sus lectores”.

¿Qué mensaje le deja a la población fueguina para sobre llevar estos días? Más que nada como referente de un grupo que fomenta la lectura.

Andrea Bogado, fundadora de Ushuaia Anda Leyendo: “Desde mi humilde lugar, me parece importante destacar que, en tiempos de incertidumbre, el arte siempre nos puede salvar porque podemos utilizar este tiempo como una oportunidad y animarnos a hacer todas aquellas cosas que siempre postergamos por falta de tiempo o por miedo de salir de nuestra zona de confort”.

Por otro lado, determinó que “en momentos donde la mayoría estamos preocupados, angustiados, estresados y sensibles, lo mejor que podemos hacer es quedarnos en casa y canalizar todas esas energías creando o buscando distintas propuestas que nos vinculen con el arte”.

La referente mencionó que, desde la asociación, generaron 3 propuestas:

“Una denominada “Tintero Literario”, donde invitamos a escritores amateur a compartir sus escritos y la segunda propuesta denomina “Micrófono Abierto”, con la intención de mantenernos conectados a través de la lectura y la oralidad, invitamos a lectores a compartir sus lecturas favoritas”.

En cuanto a la tercera, “es el “Club Virtual de Lectura”, la propuesta es elegir una obra y realizar una lectura grupal que luego se debate en una puesta en común realizada en línea”.

¿Qué expectativas se tiene al respecto? El aislamiento, la lectura y la forma de vida de las personas en general.

“Es un momento donde todos estamos detenidos de nuestra rutina diaria y, creo que también es un buen momento para descubrir libros y autores; hay mucho contenido en línea generado por distintos referentes que nos permiten conocer otros géneros, otras voces”.

La fundadora de la iniciativa aseguró que “puede ser un buen momento para ir a nuestra biblioteca personal y encontrarnos o reencontrarnos con esos libros que se están llenando de polvo hace tiempo”.

Por último, “me parece un momento muy oportuno para repensarnos como usuarios de la información más responsables y entender la importancia de verificar la fuente al momento de compartir una noticia para no desinformar o entrar en pánico”; aclaró.