El Gobierno nacional realizó este miércoles una audiencia ordenada por la Justicia, a fin de debatir la conveniencia y los riesgos de que funcione un aeropuerto comercial para las low cost en la base militar de El Palomar.

Allí el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, en un discurso interrumpido varias veces por los vecinos presentes en la audiencia., afirmó que “la Revolución de los Aviones nos permite cercanía y mejorar la calidad de vida de los argentinos. El desarrollo aéreo trae progreso y El Palomar está generando progreso”.

Por su parte, el titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Tomás Insausti, aseguró que se constataron las obras en la pista de 2100 metros de largo y 45 de ancho. Además reconoció, que el principal trabajo fue “en planes de salvamento de incendio y emergencias aéreas” asegurando que las aeronaves que vuelan “son modernas y seguras y tienen sistemas redundantes”.

Por su parte, el representante del colegio religioso Emaús recordó que en esa institución circulan diariamente 4500 personas, entre alumnos, docentes, padres y empleados. “Y el Emaús está lindante a la pista, por lo que pido que se den precisiones para evitar el efecto LAPA y se realicen estudios sobre impacto ambiental”.

Además Nahuel Franco Martínez, de la agrupación Isla Verde, consideró necesario que se haga una reserva ecológica en el predio, mientras que distintas ONG pidieron que se respete el espacio de memoria del lugar, dado que desde ese aeropuerto partían vuelos de la muerte durante la última dictadura.

Durante la audiencia, afirmaron que se presentaron hechos de violencia contra Hernán Sabbatella, concejal de Morón por Unidad Ciudadana, quien manifestó que fue agredido por una patota, y a quienes denunció ante la Fiscalía General del Departamento Judicial de Morón. “La patota que nos atacó responde al intendente (Ramiro) Tagliaferro”, aseguró el funcionario.

Fuente: Página 12