Desde el SUTEF y en conjunto con la familia de la maestra Florencia Angélica Rojas dieron a conocer una carta abierta para recordarla, a 36 años de su asesinato ocurrido en nuestra ciudad mientras paseaba con unas amigas y recibió un disparo desde el Casino de Oficiales ubicado en San Martín y Espora. Fue una de las dos personas asesinadas en Río Grande por los militares, durante la dictadura.

“El 13 de diciembre de 1982, fue brutalmente asesinada la docente Florencia Angélica Rojas. Ese trágico día la maestra se encontraba paseando en auto con sus amigas por el centro de la ciudad y cuando estaban a metros de la intersección de la avenida San Martín y Espora, desde el casino de oficiales, les dieron la voz de alto.

Las jóvenes iban charlando y con los vidrios altos por lo cual no escucharon la orden. Ante esta situación el militar tomó la decisión de disparar a las personas que iban en el vehículo con total impunidad, como era característico de las fuerzas armadas en plena dictadura.

El disparo fue certero. Mató a Florencia.

Tenía toda una vida por delante, una familia que la amaba y sus alumnos de la escuela N°8 que disfrutaban a diario de sus clases.

Hoy, desde las altas cúpulas de la nación hablan de autorizar a las fuerzas a disparar por la espalda sin dar la voz de alto, pero no queremos más Florencias, porque ya dijimos Nunca Más. No podemos permitir que eso pase.

Durante años se intentó tapar su historia o plantear que fue un simple exceso, pero esa decisión no sólo estaba apañada por las altas cúpulas militares de la ciudad, sino que los responsables materiales e ideológicos de este tipo de acciones fueron protegidos.

Su familia siempre la recordará y esperamos que así sea con todos y cada uno de los fueguinos. El sistema y la justicia corrompida por la dictadura no supieron o no quisieron darle justicia es nuestra obligación mantener viva su memoria todos y cada uno de los días.

¡Florencia Angélica Rojas presente! ¡Ahora y siempre!

Tu familia nunca te olvidará”.