La pieza de 16 metros de largo está terminada, sólo resta que las autoridades de la localidad definan el lugar donde será colocada.

La “Agrupación Isabel”, constituida por vecinos, fue la encargada de construir la réplica de 5,8 metros de alto y casi 4 de ancho, con el fin de homenajear y recordar a los 44 marinos desaparecidos desde el 15 de noviembre del 2017.

Según trascendió, algunos de los lugares donde podría ir instalarse el monumento son en el puerto local, en los alrededores del monumento a los “Caídos en Malvinas”, o el Mausoleo adyacente al Cerro Chenque.