El Ministro de Finanzas Públicas, Guillermo Fernández, acompañó el evento Entre la Estepa y El Mar, en el marco de los festejos por el centenario de Río Grande. Además, destacó el evento desarrollado en la jornada del domingo en instalaciones del Grande Hotel, así como el potencial de la industria cultural en Tierra del Fuego y en el país.

“La estrategia de salida de la crisis debe venir de la mano de todos los sectores. Nadie debe ser ajeno de los beneficios que traiga la recuperación económica cuando sus efectos se empiecen a sentir una vez superado el COVID”, analizó.

Fernández remarcó que “confiamos en el potencial de la industria cultural de nuestra provincia, la cual convoca a mucha gente con talento, creativa y comprometida a trabajar en la generación de productos que completan nuestra experiencia colectiva, que invitan a la reflexión o que atrapan un recuerdo, como en este caso”.

“La producción cultural tiene el potencial suficiente para convertirse en una industria pujante que genere recursos genuinos y mucha ocupación en empleos estables dentro de nuestra Provincia”, auguró.

Analizó que, “desde el Estado, tenemos que generar las condiciones a través de diversas líneas de acción para lograr que cada vez más personas puedan vivir de esta industria como lo hacen otros países. Cultura, industria y turismo son 3 sectores que deben ir de la mano y que pueden sumar mucho por el bienestar de la Provincia”.

Sobre el evento Entre la Estepa y El Mar consideró que “me interesa mucho como fueguino, como profesional de la economía y como funcionario del Gobierno, dado que conjuga todos aquellos aspectos en los que la economía, el Estado y la cultura que comparto se unen armoniosamente”.

Destacó “el esfuerzo que el Gobierno de la Provincia, a través del INFUETUR y la Secretaría de Cultura, en ir generar y recuperar los espacios de encuentro como difusión de las expresiones culturales, las cuales la pandemia nos quitó, para de apoco, con cuidado y en atención a los protocolos, la actividad cultural vuelva a encontrar su lugar”.

“Si bien las plataformas virtuales o las nuevas tecnologías han permitido desarrollar todo tipo de encuentros para no perder el contacto, la realidad es que los eventos culturales necesitan de la presencialidad para desplegar todo su potencial y aumentar el color de la experiencia viva”, aseguró.

Finalmente, Fernández sostuvo que “hoy en esta nueva normalidad es central que el Estado nos cuide y que organice eventos como estos para ir ensayando la forma en que se ordenara la vuelta a los espectáculos masivos, a los momentos de encuentro, cuidando sobre todo la vida de los que queremos”.