El ex comandante del Tercer Cuerpo de Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, murió a los 90 años en la provincia de Córdoba.  El represor se encontraba internado desde el 7 de febrero en el Hospital Militar de la provincia serrana por un cuadro cardíaco agravado.

En total recibió 13 condenas a prisión perpetua por sus numerosos crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar.

Menéndez, alias “Cachorro”, fue Jefe del Tercer Cuerpo de Ejército, responsable de los crímenes cometidos en la denominada Subzona 33, Zona 3, según el organigrama de la represión en la que dividieron el país con el fin de “aniquilar el accionar subversivo”.

“No hubo represión ilegal alguna”, dijo Menéndez en 2016, al declarar en la megacausa por violaciones a los derechos humanos cometidas en el centro clandestino de detención conocido como La Perla.

Y agregó que la acción militar de la dictadura fue ordenada “por los presidentes constitucionales Isabel Perón e Ítalo Luder” y además “tuvo la franca aprobación del pueblo argentino”.

En 2010, al igual que el dictador Jorge Rafael Videla, Menéndez había reivindicado su accionar, poniéndose de pie en su alegato final: “Lo que realmente pasó fue que hace 60 años la guerra estalló de manera repentina y brutalmente en nuestro país sin tener arte ni parte, simplemente porque estábamos en la ruta de conquista del comunismo internacional. Los argentinos sufrimos el asalto de los subversivos marxistas”.