Violeta Santander, secretaria de organización de ATE Río Grande estuvo presente en la protesta de esta mañana en la sede del ex IPAUSS y denunció que la obra social “presta una mala calidad de servicio”, y que “a los compañeros que son derivados a Buenos Aires no les pagan las prestaciones”.

Según Santander, “los médicos tiene orden del directorio del IPAUSS para no derivar a los compañeros.Queremos denunciar a los directores del ipauss, que fueron votados para que defiendan a los trabajadores, y dicen que la obra social anda bien”.

“Tenemos el caso de Soledad, que fue operada hace 7 años y los neurólogos le dicen que tienen que verla en Buenos Aires y acá le negaron a derivación. Los neurólogos de acá dicen que no la pueden tocar, y desde el ipauss no le daban la cobertura para la derivación”, denunció Santander por FM Aire Libre.