Luego de la travesía de 8 meses, caminando a lo largo del país, Emilio Sáez llegó esta tarde a Río Grande.

“Estamos convenciendo a la gente de que no tire basura, ese es el único motivo, por eso agradezco a la gente. Estamos dejando un mensaje que se puede” dijo Emilio cuando llegó.

También agradeció a la gente que lo esperaba y al Padre Zink, que “fue un amigo del alma y cuando lo vi ahí parece que me estaba hablando. Ahí me dí cuenta que estaba en Tierra del Fuego”.

Emilio seguirá caminado hasta Ushuaia y también quiere ir a Malvinas, “eso será otra locura”, dijo Emilio.