Lo aseveró el Secretario de Desarrollo e Inversiones de la provincia tras la polémica por la compra de una letra de emisión al Estado Nacional. Recordó que el destino de los intereses ganados está atado por ley a Obras de Infraestructura y no pueden ser utilizados en gastos corrientes.

Leonardo Zara se refirió al destino de los 101 millones de dólares ocupados a la compra de deuda emitida por el Gobierno Nacional. “La provincia emitió títulos por 200 millones de dólares para hacer obras de infraestructura conforme a una ley, y esas obras tienen dos, tres, cuatro años de ejecución” explicó Zara.  En contacto con FM La Isla, aclaró que “de acá a un año, dos o tres, no puede tener esos 200 millones de dólares quietos, parados. Sin producir beneficios para la provincia”

El funcionario provincial agregó que los fondos “hay que usarlos responsablemente dentro de las normas del banco Central, y buscar una forma que permita sacar una renta de eso”. “Eso no es un negocio, es una forma de resguardar el capital” sentenció Zara.

Los 101 millones de dólares que están invertidos a 120 días de plazo, con un rendimiento del 3% anual que ayudaría a recuperar 3 puntos del interés que se paga añadió el funcionario. “Es para nada despreciable. Hoy en día tener dinero en dólares es una tranquilidad. Es una tranquilidad tenerlo en un banco serio, resguardado” insistió.

“La provincia no está financiando a nadie. No está financiando a Caputo (Luis, Ministro de Finanzas de la Nación), mucho menos al Estado Nacional. Está invirtiendo comprando un instrumento” aseveró Zara.

Para el secretario de Desarrollo e Inversiones se trata de “una inversión muy habitual” y opinó que “hacerlo porque es nuestra responsabilidad. Es una locura pensar que nosotros estamos financiando al Estado Nacional. Es una mala interpretación” aclaró.

El funcionario recalcó que se trataba de “la mejor opción dentro de las condiciones posibles” entendiendo el margen de maniobra que tiene en este caso la provincia. “Más serio, de menos riesgo, pero también de mayor interés” apuntó.

Ante la consulta, Zara descartó que el uso de los fondos sea para gastos corrientes. “No se puede porque está prohibido por la constitución. Nuestra legislación interna no lo permite, además que es una política de la gobernadora no hacerlo. No gestionar ni gobernar solo para pagar sueldos”.

“De esos 200 millones de dólares, hasta el último dólar está atado a la 1149 que es la ley de Obras Financiadas” destacó además Zara.  “No hay forma de destinar esa plata a otra cosa que no sea obra pública” puntualizó finalmente.