A través de un comunicado de prensa, desde la Armada indicaron que, en cumplimiento de su mandato constitucional y demás leyes atinentes a su misión principal y como integrante del Instrumento Militar de la Nación, realiza Vigilancia y Control en forma permanente de los espacios marítimos de jurisdicción e interés, como es el caso de la zona económica exclusiva (ZEE) o el área adyacente a la misma.

La orden de operaciones Nro.04/2017 del día 24 de octubre de 2017 del comandante de la Fuerza de Submarinos, correspondiente a la última navegación del submarino San Juan, referenciada en un portal digital en las últimas horas, contemplaba como tareas, participar del adiestramiento naval integrado, efectuar una patrulla de exploración y ejecutar operaciones de vigilancia y control del mar.

La Armada notifica, conforme el texto de la orden Nro.04/17, que es absolutamente incorrecto que el Submarino San Juan en su última navegación, debía obtener reconocimiento preciso y obtener la localización, identificación, registro fotográfico/fílmico de los buques ingleses “BP CFL HUNTER”, el “HMS CLYDE” Y el “FPV PROTEGAT” como así también de “AERONAVES RAF 130 Y AERONAVES DE GOBERNACIÓN MALVINAS” en el área patrulla “Juliana”.

Resulta mandatario informar a la opinión pública que es incorrecto que el submarino San Juan haya estado realizando espionaje, sí Control del Mar y Vigilancia de los espacios marítimos de interés, tanto dentro de nuestra ZEE como en las Zonas Adyacentes de interés Nacional.

La tarea de observación y avistaje en aguas de jurisdicción, jamás constituyen un acto de espionaje.