A través del área de Servicios Públicos, la Municipalidad trabaja en la construcción de unidades premoldeadas de hormigón para su posterior colocación en la vía pública.

“Permanentemente nosotros tenemos que llevar a cabo el reemplazo de cordones que son dañados por diferentes circunstancias, algunos por el deterioro propio del paso del tiempo, otros cuando se arman entradas de garaje que se pican los cordones, otros cuando las máquinas trabajan en invierno, una serie de circunstancias que hacen que tengamos que mantenerlos en condiciones” explicó a Tiempo Fueguino el subsecretario de Servicios Públicos, Ingeniero Christian Videla.

Y agregó “hay cierta complejidad de hacerlo en el lugar porque implica colocar el encofrado y volcar el hormigón allí mismo, eso incomoda al estacionamiento de los autos normalmente, también inhabilita el uso del cordón por el tiempo de fraguado y siempre está propenso a que lo marquen o pisen, incluso a veces no se puede realizar el trabajo porque hay un auto estacionado en el lugar, entonces tomamos la decisión, para poder hacer el trabajo, de hacer premoldeados”.

En este sentido, el funcionario explicó “lo que hacemos es, tomamos un molde de cordón que se prepara en condiciones de taller en los galpones de servicios públicos, tenemos una unidad de medida que es el metro para hacer estos moldes y dentro de la unidad de medida se le colocan tres insertos de fijación para hacer de anclajes en el lugar”.

“Lo que nosotros hacemos es volcar hormigón elaborado en estos moldes de cordones, se hace en un proceso de producción de a 90 o 100 metros lineales por tirada, eso queda fraguando en los galpones de Servicios Públicos en condiciones mucho más favorables que en la calle, porque no los salpican los autos al pasar, no se le apoya nadie, no llueve, si cae nieve no afecta, la temperatura es mucho más morigerada dentro de los galpones que a la intemperie” detalló Videla.

Y continuó explicando “cuando los cordones están listos, vamos al lugar hacemos el corte del cordón con una máquina que hace un corte prolijo, recto, y se pone la unidad de reemplazo, la fijamos al terreno según las condiciones del lugar con brocas químicas, con hierro de construcción y mortero o se hace un pequeño hormigón de limpieza cuando no hay base y se apoya el cordón nuevo”.

“Eso vuelve mucho más práctica la tarea de reemplazarlos en el lugar, se hace en cuestión de minutos, inmediatamente puesto se puede pintar porque ya está fraguado, se sellan las juntas, no hay problema de que los autos lo toquen, lo pisen, o se largue a diluviar, nos independizamos un poco de la cuestión climática” aseguró el subsecretario.

Reducción de costos

Consultado acerca de si esta nueva metodología disminuye los costos, Videla explicó “tiene un impacto en el costo final porque cuando tenemos que salir a la calle a reemplazar los cordones no están todos rotos de corrido, sino que están dispersos en diferentes cuadras, entonces el movimiento por todos esos lugares del encofrado, de los materiales para preparar el hormigón requiere de cierta logística, es mucho más fácil de manejar cuando tengo todos los moldes juntos dentro de un galpón, me evito todo ese recorrido y sólo voy a colocarlos”.

Asimismo sostuvo que “poder comprar la materia prima en grandes volúmenes y al elaborar en grandes cantidades se vuelve más eficiente el procedimiento”.

Con esta metodología el viernes y sábado colocaron 150 metros lineales de cordones en la calle Perón, posteriormente empleados municipales realizaron jornada de puesta en valor, desde 12 de octubre hasta la rotonda del Aeropuerto. Y “tenemos en producción aproximadamente unos 500 metros más para colocar en las siguientes semanas” adelantó el subsecretario.

“Estamos cambiando lo que está más deteriorado y hay que tener en cuenta que son tramos rectos, para las curvas tenemos otros moldes pero depende mucho del radio de giro que se estableció en cada esquina, no son exactamente iguales, entonces algunos los moldeamos y otras los hacemos en el lugar” aclaró Videla.

Nuevas opciones

Por último, el Subsecretario adelantó “estamos tratando de independizarnos de factores externos que tenemos y con la misma metodología que empezamos con cordones vamos a comenzar a construir otro tipo de mobiliario urbano por premoldeado como las tapas de cámaras, de alcantarilla y algunas bocas de tormenta, que hasta la fecha se adquieren en el continente, por lo que estamos preparando moldes para hacer pruebas piloto para hacerlas acá”.

“Tenemos alrededor de cuatro moldes en los que estamos haciendo pruebas para ver qué respuesta tiene en la calle y si da con los parámetros que estamos esperando, probablemente nos volquemos a este modelo constructivo, con esto no solo habría una diferencia significativa de costos sino también hay que tener en cuenta la logística que implica traer algo desde el continente, teniendo en cuenta que una tapa de alcantarilla pesa 80 kilos y el costo que tiene el flete” concluyó Christian Videla.