El gobernador Gustavo Melella promulgó la Ley Provincia N°1331 que crea la figura de “Abogados del Niño” en Tierra del Fuego.

A través de la ley, los abogados deberán garantizar la representación legal de “los intereses personales e individuales de las niñas, niños y adolescentes en cualquier procedimiento administrativo o judicial en materia civil, de familia, laboral o en el fuero de minoridad, violencia familiar y de género que lo afectare, o penal cuando la niña, niño o adolescente hubiere sido víctima directa o indirecta de un delito”.

La normativa establece además la creación de un “Registro Provincial de Abogados del Niño”, al que podrán inscribirse los letrados con matrícula vigente en la provincia, pero que cumplan asimismo con una serie de requisitos.

La nueva ley plantea la necesidad de contar “con profesionales que cuenten con la capacitación específica en una adecuada defensa para el acceso a justicia”, por lo que la nómina “sea llevada adelante por los colegios de abogados de la provincia, con un registro que controle el cumplimiento de los requisitos, deja en claro que el abordaje de la temática debe ser seria y profesionalizada”.

“La ley nacional 26061, de Protección Integral de los Derechos de Niños Niñas y Adolescentes, sancionada en 2005, crea un régimen de protección integral de los derechos y se los considera sujetos de derecho. Promueve la creación de un sistema para que brinde la protección que el estado va a brindar para la cobertura de esos derechos, a través de un sistema de políticas públicas, que el estado debe garantizar”, dijo la abogada Emma Matorras, por FM Masters.

Y agregó que, a partir de la sanción de la ley 26061 “las provincias han tenido que adherir, y acá no estaba creada la figura del abogado del niño, que se diferencia de un defensor público, que es un funcionario del poder judicial, donde tiene su competencia, representando al menor dentro de estado”.

“Con el abogado de los derechos del niño hay una diferencia, se va a encargar de cuestiones judiciales y administrativas, no está dentro de la esfera del poder judicial, va a pertenecer a la esfera del poder ejecutivo provincial”, explicó la abogada.

“A nivel nacional tenemos la secretaria de niñez adolescencia y familia, con carácter interministerial, después viene un concejo federal integrado por cada provincia, y nosotros estamos adheridos, por lo que tenemos que crear la figura del abogado del niño”, dijo Matorras.

Y aseguró que “la función es velar por la promoción de los derechos de los niños y debe ser independiente del poder ejecutivo, con independencia presupuestaria e intangibilidad”.