Los conglomerados del sur del país trasandino, como Punta Arenas, Magallanes, Puerto Natales y El Porvenir, atraviesan la segunda ola de la pandemia entre nuevas restricciones y una campaña de vacunación que algunos diarios califican como “falso exitismo”.

El país posee un proceso de vacunación reconocido, pero con una polémica cantidad de contagios. “Esto es una responsabilidad compartida. Las autoridades pueden dar instrucciones, pero si la ciudadanía no las respeta va a ser contraproducente”, dijo Rolo Utz, periodista del programa Capuccino, de Punta Arenas.

Si bien hay algunos contagios en las escuelas, las autoridades de Educación del Gobierno central siguen con las mismas directivas desde Santiago, con una realidad totalmente distinta a la de las ciudades del sur.

En Punta Arenas, hay toque de queda desde las 21 hs. “Hay más encierro aún. Ha sido muy lapidario para nosotros ver los artículos de diarios importantes que hablan de falso exitismo en Chile, con el tema de la vacunación. No estamos bajando de los 7000 contagios por día y eso es grave”, agregó Utz por FM Aire Libre.

Existen poco más de 7000 millones de chilenos inoculados con la primera dosis de la vacuna y un poco más de 4000 con la segunda vacuna, lo que, evidentemente, no garantiza que no pueden tener un contagio.

En Punta Arenas ya comenzaron a vacunar a los mayores de 40 años. “Porque el proceso ha sido rápido, el stock no ha sido puesto en duda. Pero el proceso debe ir con el resto de las medidas”, señaló el periodista.

Y advirtió que “la discusión es si el gobierno nos pide estar encerrados, pero no hay resortes económicos para eso. Todas estas medidas vienen con letra chica para poder acceder a esa ayuda, porque no todo el mundo califica, no es una ayuda universal. La gente siente que está cada vez más alejada de esa ayuda y eso causa molestia”, concluyó.