El Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) realizó una encuesta con el siguiente resultado: los consumidores de la infusión ingieren un promedio de 100 litros anuales de mate. Un número que deja en el camino a los 50 litros anuales promedio de las gaseosas, a los 30 litros del vino y a los 34 de la cerveza.  En tanto, cada año se compran 240 mil toneladas de yerba mate, mientras que de café se compran 33.400 toneladas y 6 mil toneladas de té.

El estudio se realizó en todo el país a través de una muestra de individuos, compuesta por 1.000 personas de 16 años. El consumo de mate con bombilla supera ampliamente al de las demás infusiones y se convierte en la forma más extendida del consumo de la yerba. Ocho de cada 10 argentinos (80%) declararon haber consumido mate (tradicional) en los últimos 30 días, otorgándole a esta infusión el podio por sobre su competencia.

La encuesta también ubicó al mate en el primer lugar “como rasgo identitario de la argentinidad” con un 38%, seguido de la carne con un 37%, y luego el dulce de leche y el vino con un 11% y un 7%, respectivamente.