Mañana sábado 9 de diciembre Justina Lo Cane cumpliría 13 años y sus padres decidieron recordarlo  relanzando la campaña comenzada por Justina que busca concientizar sobre la importancia de dona órganos.

Por eso, con motivo de la fecha de cumpleaños de Justina, su familia preparó un video en el que invita a cumplirle su deseo de “ayudemos a todos los que podamos”, que fue lo que la adolescente pidió cuando supo que necesitaría un trasplante de corazón. Para ello, lanzaron un video con una propuesta: que cada persona invite a otras siete a inscribirse como donante en el registro del INCUCAI.

“Cuando lo hagas, sonreí”, dice el mensaje. Y cierra: “Vos le cumpliste un deseo a Justina”.

Cabe destacar que previo al caso de Justina, el INCUCUAI recibía una promedio de 80 personas diarias que se manifestaban como donantes y que con la difusión del mismo, el número aumentó considerablemente, teniendo un promedio diario de entre 250 y 300 personas que se acercan a manifestar su voluntad.

Justina falleció el pasado 22 de noviembre, luego de esperar durante tres meses que llegara un corazón compatible.

La nena padecía una cardiopatía transgénica que le fue diagnosticada cuando apenas tenía 18 meses de edad.

Después de estar más de 60 días en terapia intensiva, a comienzos del mes de noviembre el estado pasó a ser crítico, por lo que necesitaba un trasplante de manera urgente. Estuvo primera en la lista de urgencias del Incucai, pero el corazón compatible nunca llegó y murió. Por su enfermedad, sufrió una trombosis en una de sus piernas y tuvieron que amputarle los cinco dedos del pie.

En la Argentina hay casi 8.000 personas en lista de espera para órganos. Y 11.000 si se suma también a quienes esperan tejidos.