El sábado comenzó el armado de las viviendas prefabricadas bajo el programa de voluntariado “Proyecto TECHO”, en un trabajo en conjunto con distintas áreas del gobierno de la provincia. Bajo este programa se construirán 20 viviendas, luego de un estudio previo que integra a Desarrollo Social, el ministerio de Salud, y Obras Públicas de la provincia.

Las primeras viviendas comenzaron a construirse en la Margen Sur de Río Grande, y cada una consta de 18 mts cuadrados, más el anexo de un módulo sanitario con los elementos que requiere el baño y otro módulo de 3 x 1.5 mts. para la cocina. El armado de hace con paneles de madera, elaborados con por la fábrica social de TECHO en Argentina. Las paredes y el techo llegan prefabricados.

Las 20 familias beneficiarias son aquellas que ya están anotadas en el IPV, y que fueron evaluadas por asistentes sociales, en cuanto a las malas condiciones de salubridad que presentaban sus viviendas actuales.

En agosto pasado, el gobierno provincial suscribió en Buenos Aires un convenio marco con la Asociación Civil Un Techo Para Argentina (TECHO), con el objetivo articular un trabajo conjunto para mejorar la situación de las viviendas en asentamientos precarios de la provincia, previo informe del Ministerio de Desarrollo Social.

TECHO es una organización presente en Latinoamérica y el Caribe, que busca superar la situación de pobreza que viven miles de personas en asentamientos precarios a través de la acción conjunta de sus pobladores y jóvenes voluntarios, promoviendo el desarrollo comunitario, denunciando la situación en la que viven las comunidades más excluidas e incidiendo junto a otros en políticas públicas.