Alejandro Braun Peña, primo segundo del jefe de Gabinete, Marcos Peña Brown, fue denunciado por activistas de Greenpeace por desmontar unas 300 hectáreas de bosque protegido, que se suman a las más de 5 mil que ya había deforestado en la zona, en la que,además, viven 17 familias wichi que están en riesgo.

A pesar de que el gobierno de Salta ordenó el 25 de enero frenar la deforestación en la finca salteña Cuchuy, luego de recibir una intimación por parte del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Greenpeace detectó que las topadoras todavía avanzan sobre el monte protegido por la Ley de Bosques.

“Pareciera que Braun Peña tiene impunidad total para arrasar con los bosques. Primero consiguió un permiso completamente ilegal del gobierno de Juan Manuel Urtubey y ahora, a pesar de las dos resoluciones, tanto de la provincia como de la nación, sigue desmontando de manera ilegal”, aseguró el coordinador de la Campaña de Bosques de Greenpeace, Hernán Giardini.