El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que “se siente honrado por el reconocimiento de Argentina como articulador de diálogos”, donde afirmó que todos somos parte de una patria grande”.

Fernández participó del Palacio San Martín del cierre de la XXII Cumbre de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), en la cual el país fue elegido por consenso para ejercer la presidencia pro témpore del bloque regional.

Al respecto de la CELAC, afirmó que “no nació para oponerse a nadie”; al tiempo que destacó el rol de México para “revitalizar” el bloque regional.

Aseguró que “no hay límites para la integración y los consensos”. De forma tal que también agradeció a los miembros del organismo por el respaldo dado a Argentina en la cuestión Malvinas.