En horas de la noche de ayer, cuando el avión que trasladaba al Papa hacia Chile sobrevolaba el cielo argentino, el Papa Francisco envió un telegrama protocolar dirigido al presidente Mauricio Macri.

De la misma manera protocolar, el Papa ya le había enviado mensajes a los jefes de Estado de los nueve países que atravesó: Italia, Francia, España. Marruecos, Cabo Verde, Senegal, Brasil y Paraguay.

“Mientras sobrevuelo el espacio aéreo argentino, extiendo a usted mis cálidos saludos y augurios y envío desde el corazón mis buenos deseos a toda la gente de mi madre patria, asegurando mi cercanía y bendiciones. Les pido por favor a todos ustedes que no se olviden de rezar por mi”, dice el breve comunicado papal, enviado en inglés.

Minutos después, el presidente Macri le contestó a través de su cuenta de Twitter: agradeció el saludo “en nombre de todo el pueblo argentino” y dijo que “la Argentina lo acompaña con el cariño y el respeto de siempre”.