El titular de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE), Federico Hellemeyer, se refirió al impacto del incremento tarifario en el sector. Recordó que la energía es un insumo industrial y señaló las complicaciones que generan los incrementos en el consumo, aunque manifestó que “desafortunadamente en nuestras agendas tenemos prioridades mucho más urgentes”.

El titular de la Cámara Empresaria opinó que “el tema nos preocupa, ya que la energía es un insumo industrial” sin embargo advirtió que “el tema más preocupante para nosotros tiene que ver cómo esto afecta el poder adquisitivo de la gente”.

Para Hellemeyer “si nosotros pensamos en la gente, tenemos que pensar por un lado en nuestros trabajadores que están en una situación bastante peculiar que es la que tiene que ver con la suspensión de paritarias y por ende el congelamiento salarial. Con lo cual esto no es una buena noticia, y mete una tensión en una ecuación que no es conveniente que tenga tensión y por el otro lado si uno piensa en la gente a nivel consumidores, tampoco es una noticia positiva” agregó.

En contacto con FM La Isla, Hellemeyer advirtió que el incremento en la energía eléctrica “es un factor disuasivo para el aire acondicionado”.  En este punto agregó que “Irónicamente el aumento del gas es un factor alentador para el consumo de aire acondicionado porque precisamente hace que la gente se mueva de opciones de calefacción a gas, a opciones de calefacción eléctrica que es donde entra el producto”.

De todas maneras, el titular de AFARTE sinceró que “el tema nos excede un poco, es trasversal de toda la economía”. Admitió que el tema genera preocupación entre los responsables del área, pero que “desafortunadamente en nuestras agendas tenemos prioridades mucho más urgentes y que tienen que ver con la supervivencia de la industria en Tierra del Fuego que hace que este tipo de partidos no los podamos protagonizar nosotros”.

Consultado respecto de la situación local y la relación con los trabajadores del sector, Hellemeyer reconoció que “afortunadamente es de cierta calma. Por supuesto hay ansiedad por la incertidumbre que nos rodea, pero en principio estos primeros cuatro meses del año van siendo similares en materia de volumen a los del año anterior, quizás un poquito más en televisión por lógicas razones” en referencia a la campaña por el mundial de futbol Rusia 2018.

“El nivel de actividad nos está acompañando” dijo Hellemeyer, y aseguró que a pesar de que “dentro del sindicato hay un determinado debate, estamos charlando con los distintos sectores” no solo por eventuales temas salariales, sino también por “inquietudes que pueda llegar a tener la gente, de que estén suspendidas las paritarias”.

“Estamos charlando de procesos productivos, estamos charlando con toda la agenda abierta, estamos trabajando intensamente tratando de vivir día a día, viendo cómo mantenemos la actividad en este contexto” apuntó el referente empresarial.

Hellemeyer especificó que “del lado del consumo, si bien es que no se ha desplomado como sí ha ocurrido con otros sectores, lo cierto es que tampoco crece a volúmenes que sean promisorios”.

Sobre este punto consideró que “la cuestión tarifaria creo que impacta de distinta manera a los distintos estamentos socioeconómicos. Mientras hay gente para la cual estas correcciones pueden ser significativas pero marginales dentro de su presupuesto, hay gente que se le va bastante. Son determinantes en el presupuesto”.

Y puntualizó en que “si bien nuestros consumidores están en todas las capas sociales, las clases medias y medias altas que pueden ser las que tienen una incidencia más marginal y no tan determinante son las que están por ahí reconsiderando sus gastos en función de los cambios en el presupuesto familiar”.