Esta mañana, en una nueva sesión del concejo deliberante, el área de finanzas de la municipalidad presentó el presupuesto, y uno de los temas de mayor discusión estuvo relacionado sobre el aumento de impuestos.

Para un aumento de los impuestos se plantearon los porcentajes a nivel nacional, por lo que se ha bajado el coeficiente que se toma para los aumentos de tasas e impuestos municipales, para que el aumento del año que viene no sea tan grande.

Según el secretario de finanzas del municipio de Río Grande, Oscar Bahamondes, la parte principal del presupuesto “será para seguir atendiendo promoción social, la ejecución de la obra pública y la continuación de la política deportiva municipal”.

El funcionario expuso la recaudación tributaria y a partir del miércoles se explicará cómo es el gasto dentro de cada una de las secretarías del municipio. Son $3700 millones del presupuesto, con $3500 para el ejecutivo y el resto a distribuir entre el concejo deliberante, el tribunal de faltas y el tribunal de cuentas.

“En virtud de estos proyectos de congelar unidades fiscales o de bajar impuestos, mostramos que tiene un doble efecto, no solo con la baja de recaudación de recursos municipales, sino que, luego, en la coparticipación provincial también se distribuye en virtud de cuánto recaude cada uno de los municipios”, dijo el funcionario.

Y agregó que, luego de medir la evolución de la distribución “vemos que año tras año la municipalidad de Río Grande pierde participación respecto a Ushuaia. Son casi 400 millones de pérdida de recaudación”.

Bahamondes aseguró que no existe un proyecto del ejecutivo para aumentar los impuestos en un 74%, “dejamos en claro con la presentación del proyecto de ordenanza, para fijar la unidad fiscal en $14”, dijo por Fm Aire Libre.