La Secretaría de Obras Públicas del municipio dio luz verde para el inicio de la obra de la planta depuradora en la margen sur y autorizó el inicio de los trabajos de campo preliminares, luego del  estudio de impacto ambiental.

Las tareas comprenden la colocación del cerco perimetral, trabajos de planialtimetría  necesarias para el desarrollo del proyecto ejecutivo, construcción del obrador, el comienzo de los trabajos que avalen el apto técnico ambiental del suelo de la zona en que se estará ejecutando la obra.

La autorización surgió luego de las reuniones que mantuvo en las últimas horas la titular de la cartera municipal, Gabriela Castillo, con los ingenieros Gustavo Cóccaro y Eduardo Daniel Martínez, representantes de la empresa a cargo de la obra, con los que se suscribió un acta de acuerdo.

“En el Municipio no obraba ningún tipo de documentación a este respecto. Lo único que había sido presentado era un pedido con la plancheta catastral de la empresa Cóccaro Hnos sin detalle de lo que se iba a construir en el lugar. Había además una solicitud del IPV con un proyecto urbanístico, en el cual situaba una reserva fiscal pero sin destino, por lo que no podíamos suponer con esa información que se iba a realizar la planta”, comentó al respecto Castillo.

De esta manera se avanza en los pasos administrativos y legales necesarios para ejecutar este tipo de obras en la ciudad y que no habían sido cumplimentados, por lo que ahora se pueden iniciar los primeros pasos de la mencionada obra.

“Queda demostrado que el Municipio jamás estuvo en contra de la obra, sino que había pasos que debían cumplirse y no se habían realizado, pero avanzamos en los últimos días con todo lo necesario para que esto pueda concretarse. En esto, queremos agradecer las gestiones realizadas por la legisladora provincial Mónica Urquiza, que nos permitió llegar a buen puerto y poder dar esta buena noticia a los vecinos”, sostuvo Castillo.