El ministro de Defensa de la Nación Oscar Aguad se presentó ayer ante la comisión bicameral presidida por el senador fueguino José Nato Ojeda que investiga la desaparición del submarino.

Su exposición se convirtió en una virtual interpelación de Aguad por parte de los familiares de los tripulantes que cruzaron al ministro en reiteradas oportunidades y lo acusaron de haberles mentido, ocultado información, haberles intervenido los teléfonos celulares y en muchos casos haber abandonado.

“Hubo reclamos por el trato que se les dio a los familiares después del suceso y del trato que se les da hoy, es significativo que le hayan podido decir las cosas en la cara”, dijo Ojeda por FM Del Pueblo.

El senador confirmó que “la nave tenía serios desperfectos mecánicos”, y que el ministro Aguad “se comprometió a poner los medios argentinos para seguir en la búsqueda del submarino y de contratar a empresas para seguir buscando”.