El Presidente del Partido Justicialista de Tierra del Fuego, Walter Vuoto, participó del acto de asunción de Alberto Fernández a la presidencia del Partido Justicialista. La ceremonia comenzó a las 19 horas en el club Defensores de Belgrano y participaron gobernadores, funcionarios del gobierno nacional; así como intendentes.

Durante el acto, Vuoto recibió su diploma como Consejero titular de la Mesa Directiva del Consejo Nacional Federal del Partido Justicialista, con las firmas del Secretario de la Junta Electoral Máximo Augusto Rodríguez y del Presidente de la Junta Electoral Nacional, Armando Felipe Cabrebra.

Con Fernández en la presidencia, lo acompañarán en la estructura partidaria la vicepresidenta primera, diputada nacional Cristina Álvarez Rodríguez; en la segunda vicepresidencia el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; y en la vicepresidencia tercera la vicegobernadora de Chaco, Analía Rach Quiroga.

La cuarta vicepresidencia será ocupada por el gobernador de Tucumán, Juan Manzur; en la quinta la diputada nacional Lucía Corpacci, con una distribución de los cargos que cumplen con la ley de Paridad de Género que el PJ adoptó en la última reforma estatutaria.

Cristina Álvarez Rodríguez, tomó la palabra y destacó que “necesitamos una justicia con perspectiva de género, porque en nuestro país la Justicia llega tarde y llega mal. Cada vez que llega tarde, hay una menos”, expresó la vicepresidenta del PJ.

“Unidad hasta que duela, a poco más de un año de esta responsabilidad que el pueblo nos dio por las urnas, decimos “Unidad hasta la Reconstrucción Argentina”, necesitamos todos, siguiendo siempre nuestras banderas de la soberanía política, de la independencia económica y de la justicia social; no hay feminismo sin justicia social. También con la cuarta bandera, la cual incorporaron Néstor y Cristina, la de derechos humanos. La quinta, que tenemos que construir entre todos, la del feminismo popular, la del feminismo peronista. Este peronismo federal y paritario nos enorgullece”; expresó Álvarez Rodríguez.

Posteriormente, Alberto Fernández, expresó y agradeció “a José Luis Gioja, por hacer posible que el Partido Justicialista nos convoque y nos vuelva a unir”.

“Somos hijos de aquellos que aquel 17 de octubre de 1945, salieron a la calle para reclamar por un coronel que había tenido el atrevimiento de darle derechos a los que trabajaban. Salimos a la calle para reclamar por las libertades: ¿No sé cuántos habrán pensando que aquel día iba a cambiar la historia de este país para siempre? Desde entonces en la Argentina, unos pocos no pueden sacar ventajas a expensas de la mayoría que perdía derechos. La discusión sigue siendo la misma, cómo distribuimos el ingreso entre los que trabajan y los patrones, cuál es el rol del Estado en esa ecuación. Así empezaron a llegar los derechos a sindicalizarse, las vacaciones pagas, las obras sociales, Evita garantizó el voto de las mujeres y así un sector de la sociedad fue incorporándose con derechos. Soy hijo de esa Universidad Pública y Gratuita, que hizo Perón. Lo cual permitió que los hijos de los obreros, llegaran a la Universidad”; manifestó Alberto Fernández.

Continúo: “La discusión en Argentina es la misma, producción o especulación financiera. En diciembre del 2015, quienes ganaron aquella elección, entendían que nuestro rol en la división internacional del trabajo, era ser, ya no el granero del mundo, sino el supermercado; así vimos caer a más 23 mil PYMES, la UOM perdió trabajadores, SMATA también, actividades industriales que perdieron espacio en el desarrollo de la Argentina”.

Fernández agregó que “por eso con Cristina, con Axel, con Máximo, con Sergio; acordamos que nos íbamos a poner de pie nuevamente para desarrollarnos con trabajo genuino para cada argentino en cada rincón de la Patria. Heredamos una Argentina muy dañada, en terapia intensiva; en la cual se contagió de COVID19. Tuvimos un acto inteligente que fue estar unidos. Si seguíamos divididos, los sinvergüenzas de siempre se quedaban con todo. La unidad nos tiene que poner felices porque “todos unidos triunfaremos”; no se quién escribió ese verso, pero quien lo hizo, fue sabio. En la unidad logramos el triunfo, fuimos capaces de enfrentar la pandemia, estamos recuperando la economía y el trabajo, en unidad cuidamos la salud de nuestra gente y estamos vacunando a los argentinos y argentinas; mientras otros hacen zoom desde la cama para criticarnos”.

“Nuestro proyecto es un proyecto integrador, federal, sin desigualdades, de producción y trabajo; el cual no facilita la especulación financiera. Esto no nos tienen que explicar, lo llevamos en la sangre los peronistas. Estamos al lado del que se quedó sin trabajo y del empresario que necesita ayuda para producir y generar trabajo. Sabemos bien a quien representamos. Somos el partido que más alegría les trajo a la inmensa mayoría de argentinos que trabajan”; remarcó el Presidente de la Nación.

Concluyó con que “esa capacidad e ingenio para encontrar salidas creativas es propio del peronismo. No hay nada más moderno que el peronismo. Ante la pandemia fuimos capaces de recrearnos para poder salir adelante en medio de esa angustia y desolación. No queremos que nadie viva en la postergación ni el olvido, queremos abrir nuestras puertas para convocar a jóvenes, a chicos y a chicas; el único mecanismo de transformación es la democracia y la democracia es política. A los que quieren vivir en un mundo sin contaminación, donde el desarrollo no nos condene, a las chicas que buscan la igualdad tan necesaria, los convoco a que salgamos a la calle a militar con más fuerza que nunca. Estamos aquí con los brazos abiertos para escucharlos, para representarlos. Nada nos importa más que el futuro del país y el futuro es de los y las jóvenes”.

Por su parte, Walter Vuoto manifestó que “Alberto vino a poner de pie a la Argentina, después de la tragedia del macrismo, de que el mundo se cayera a pedazos con la pandemia. Se puso al hombro el país en la peor crisis de nuestra historia y lo está sacando adelante. Nos tocó el mejor piloto que podíamos haber tenido en esta tormenta. La historia lo va a poner en ese lugar. A los agoreros del odio, van a pasar al olvido por el triste papel que han hecho”.

“Alberto es un presidente de diálogo, escucha a todos, habla con todos, consulta a todos. Sobretodo tiene una gran capacidad y vocación para construir los consensos que necesita la Argentina. Tenemos el desafío de acompañarlo y ser parte de las soluciones que necesita nuestro pueblo”; expresó Vuoto.

Cerró: “El peronismo, históricamente, se ha referenciado en sus líderes. Alberto Fernández es el líder natural de este proceso que atravesamos. Estoy seguro que este nuevo tiempo que comienza, una vez que superemos la pandemia, nos va a encontrar trabajando y creciendo a niveles récord. Nuestra promesa de poner en pie a la Argentina y de reconstruir una Patria para todos y todas sigue tan firme como desde el primer día. Entendemos que a la adversidad hay que afrontarla con más trabajo. Alberto está dejando la vida por la Patria, nos toca a nosotros seguir su ejemplo y redoblar los esfuerzos”.