Desde el SUTEF se pidió al Ministerio de Educación que se inicien las negociaciones salariales para este año antes de que comiencen las clases. Hasta el momento no hubo respuesta y no creen que se los convoque porque “es un Gobierno que no accede al diálogo”. Cuestionaron que no se cumpla con la ley de paritarias docentes y aseguraron que reclamarán para recuperar el 100 por ciento de zona y el poder adquisitivo del salario docente.

Desde el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF) informaron que reclamaron ante el Ministerio de Trabajo de la Provincia que convoque a negociaciones paritarias en el sector y, además, pidieron una reunión con el titular de la cartera educativa Diego Romero, a los efectos de abordar el tema salarial, el convenio colectivo y la política educativa que se lleva adelante en Tierra del Fuego. “Nuestra organización considera imprescindible y conveniente para toda la sociedad fueguina llegar al inicio de clases con una pauta salarial que satisfaga la necesidad de los docentes”.

Asimismo señalaron que pretenden desde el gremio tener “claridad en lo que respecta al recorte del presupuesto educativo y la implementación de reformas que impactan no solo en la estabilidad y continuidad laboral de los trabajadores de la educación, sino también en alumnos y estudiantes que quedarían sin recursos necesarios para su acompañamiento en el desempeño escolar” para lo cual se pusieron “a disposición durante el receso escolar a la espera de la  solicitada reunión con el Ministro y la convocatoria a Paritarias”.

Al respecto Horacio Catena, secretario General del SUTEF aclaró que la nota al Ministerio fue presentada hace varios días y todavía no han tenido respuesta por lo que en los próximos días van a insistir “aunque no creemos que nos convoquen porque este Gobierno se ha caracterizado por no acceder al diálogo” y aseguró que se reúnen sólo con gremios “que son aplaudidores”.

Catena recordó que el año pasado igualmente se pidieron iniciar las negociaciones antes del comienzo del ciclo lectivo pero que no se llevó a cabo una reunión paritaria sino que “se hizo una mesa salarial a la que invitaron sindicatos con los que supuestamente iban a cerrar un acuerdo pero finalmente no se logró y terminaron dando un aumento por decreto” al tiempo que aclaró que “desde el SUTEF se realizaron medidas de fuerza hasta que salió el decreto y luego se tuvo que pasar a otra etapa porque no tenía sentido seguir en esa línea”.

El dirigente gremial explicó, además, que el no llamado a paritaria parte del Gobierno es un incumplimiento a la ley 424 por lo que hay una presentación en la Justicia. “Estamos esperando que resuelva la Cámara; desde agosto de 2016 que está hecha la presentación. Es escandalosa la forma en que violan una ley que está en vigencia, y lo hacen porque tienen impunidad. Ningún otro sector podría violar de esa manera una ley”.

 

Poder adquisitivo

Al ser consultado sobre el reclamo que va a llevar este año el SUTEF a una reunión donde se trate una recomposición salarial, Catena aclaró que “en principio necesitamos poder recuperar el poder adquisitivo del salario y hacer cumplir el ítem zona, del 100 por ciento, que no se está cobrando y por eso un docente fueguino cobra lo mismo que un docente, por ejemplo, santafecino; no se está cumpliendo la ley de zona” y adjudicó esta situación a una “clara política de desaliento al arraigo, a vivir en Tierra del Fuego que está llevando adelante el Gobierno de Bertone”.

En relación al salario docente aclaró que durante la gestión de Bertone hubo dos decretos de sumas fijas; “por el primero se dio 2500 pesos por agente y en 2017 fue proporcional al cargo y a las horas. En ambos casos no mejoró el poder adquisitivo de los docentes y acható la pirámide, por lo que un profesor que tiene entre 20 y 25 años de antigüedad termina con el mismo salario de uno que recién ingresa”.

Con relación a la información que dio a conocer el Gobierno en la que señalaba que había cumplido con los 180 días de clases, el Secretario General del SUTEF aseguró que “no fue así porque hubo paros docentes por distintos motivos, pero también hubo problemas edilicios como en la Escuela 14 de Río Grande; en el CENT 15 de Ushuaia la reducción de jornada escolar hizo que se perdieran el equivalente a unos 50 días de clases; incluso no hubo clases por decisiones políticas entonces ni por asomo se puede decir que hubo 180 días de clases” a la vez que remarcó que “garantizar la educación pública es mucho más que cumplir con los días de clases: hay un retroceso en cuanto a los diseños curriculares en la provincia en las escuelas medias, los institutos de formación y las escuelas especiales”.

En este marco Catena recordó que a lo largo del año se hicieron charlas y clases abiertas para explicarle a la comunidad  como se está produciendo el deterioro cada vez mayor de la educación pública.