Luego de la reunión entre los gobernadores y el presidente, el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, confirmó que el Gobierno nacional dará marcha atrás con el impuesto interno del 10% que quería imponerle al vino.

Luego de participar de la reunión de gobernadores encabezada por el Presidente, el mendocino anunció que “el vino y los espumantes no tendrán impuestos internos”. Y agregó que fue el mismo Macri quien le dio la noticia.

Cornejo explicó que junto al sector vitivinícola y al ministro de Economía, de Mendoza fueron recibidos por el Ministro de Producción Francisco Cabrera, a quien le plantearon “los fundamentos de por qué los vinos y espumantes no podían soportar un impuesto interno. Entendemos que hemos sido escuchados. Macri me ha confirmado que el impuesto al vino no va al Congreso, así que queda en 0%”.