Por Esteban Parovel.- Las ligas afiliadas a AFA de Ushuaia y Río Grande, junto a la CAFS, fueron, finalmente, anoticiadas de la respuesta positiva de la habilitación para la continuidad de las acciones competitivas que venían desplegando. En una muestra de unidad de trabajo en pos del deporte en general, las instituciones se juntaron y elaboraron la readecuación del protocolo, y solicitaron la habilitación ante el ente correspondiente.

La respuesta a aquella presentación del protocolo efectuada ante el COE llegó ayer con la positiva halitación para el desarrollo de las actividades tanto de fútbol como de futsal AFA, en el caso de la Liga Ushuaiense de Fútbol y Liga Oficial de Fútbol Río Grande; y para el desliegue de las acciones de competencia del futsal CAFS.

El responsable del Departamento de Futsal de la Liga Oficial de Fútbol Río Grande, Guillermo Vargas, dio detalles de la notificación pertinente. “Desde la Liga Oficial, lo que me tocó armar junto a la liga hermana de Ushuaia; nos mantuvimos en pleno contacto y la intención era poder ir en busca de la habilitación en forma conjunta. Se dio así y también algo que históricamente no había acontecido que fue juntarnos con los dirigentes de la CAFS; y que podamos volver a la competencia esta semana”.

“Había que dejar de lado las mezquindades. Me tira un mensaje Luz, yo también la estaba por llamar y salió de un día para otro la presentación correspondiente; y ya este lunes quedamos hablitados tanto AFA como CAFS, en la ciudad, para poder jugar”, expresó el dirigente brindando detalles del encuentro con las autoridades de la Confederación Argentina de Fútbol de Salón.

Desde principios de año, que habían logrado el regreso a las canchas, las medidas sanitarias y los cuidados estuvieron a la orden del día. “A los ya habituales, que pasan a ser cotidianos, hay que dar un poco más. Cada jugador también deberá sostener el sistema de burbuja para ir a la cancha. Los controles serán estrictos y rigurosos”, apuntó Vargas, quien además focalizó en la cantidad de jugadores y asistentes que podrán acceder a las instalaciones de juego. Y en este sentido, puntualizó: “Habrá 13 jugadores por equipo en el futsal y a 16 en el fútbol 11. Hay que tomar conciencia y respetar las medidas videntes”. Además, en el caso del fútbol, la vuelta será sin público “hoy no puede ingresar nadie” ni siquiera los anteriormente permitidos autopúblicos.

Vargas aclaró que la situación epidemiológica actual y aquellos que tienen la responsabilidad sanitaria de la provincia serán los que determinen luego; “pero bueno veamos la mejor manera de poder seguir adelante en la práctica deportiva y ojalá que no se retroceda. Esto no se toma como un festejo, para nada. Es solamente, una oportunidad que se presenta de poder seguir haciendo deporte oficial de competencia”.

En esta habilitación el alcance es a toda la provincia por lo que se deduce que además se extiende para la figura competitiva de Copa Argentina; donde deberán acomodar los calendarios las ligas de ambas ciudades y ponerse de acuerdo en la fecha de comienzo de los cruces de los 8 mejores de cada localidad. La intención es poder en una semana posterior a la reanudación estar jugando también esta instancia provincial.

El fútbol 11 y el futsal AFA, además del futsal CAFS, alcanzaron la aprobación de los protocolos de seguridad sanitaria para el retome de las acciones competitivas y esa es la principal novedad de la jornada.