Por Esteban Parovel.- Los Juegos Nacionales de la Araucanía se despidieron este domingo con total éxito y satisfacción por la vuelta a la competencia luego de casi dos años sin ver a las provincias patagónicas en pruebas deportivas a causa de la pandemia. La sede que selló la estadía de estos primeros Juegos Nacionales fue la localidad de Puerto Madryn, provincia de Chubut, que recibió a los seleccionados de fútbol y básquet, en ambas ramas, de la Patagonia.

La cita más importante de la actividad de juveniles de la región, que hermana en competencia a las provincias patagónicas, llegó a su fin. Y justamente, en la jornada final, el seleccionado provincial que dirige Raúl Ralinqueo -fútbol masculino- logró quedarse con el quinto puesto, en el clásico de la Patagonia Sur, ante Santa Cruz, por 5-4 y sacarse las ganas de la obtención del tan ansiado triunfo en la competición araucana.

Los goles del seleccionado fueguino, que determinaron la posición final el domingo por la mañana, fueron marcados por el capitán Claudio Vallejos, en dos ocasiones, Joaquín Mansilla, Lautaro Yañez y Rafael Jardín.

Por su parte, los otros tres elencos de la Tierra del Fuego cayeron en sus compromisos de ayer y finalizaron en el sexto lugar de las posiciones. Las dirigidas por Anahí Vigil, que tienen base de Juegos Epade apostando a la proyección del equipo fueguino, El seleccionado femenino de fútbol no pudo en el tiro del final y cayó derrotado ante el selectivo de La Pampa tras la definición por penales luego de igualar 1-1 en el partido que definía la ubicación con La Pampa.

El momento cúlmine de los seleccionados de básquet llegó el sábado al cierre de jornada. Los varones se enfrentaron con Chubut y cedieron dejando una buena imagen, por 100 a 73. En tanto que las chicas, pese a batallar en cancha, sufrieron muchísimo el desgaste físico por la seguidilla de partidos, y terminaron derrotadas ante La Pampa por 68 a 31.

 

Los puntos positivos de TDF en la Araucanía 2021

Tras los compromisos de todas las disciplinas en las diferentes sedes, sigue siendo la mejor actualidad la de los deportes individuales: judo, natación y atletismo, que entregaron las diferentes medallas y alegrías al medallero fueguino; sumado a la enorme satisfacción arrojada por el seleccionado masculino de vóley, que se adjudicó el bronce al superar a Santa Cruz, por 3-1,  en el duelo que derivó en el podio.

En el acumulado general, TDF finalizó en el 6to puesto de los puntajes finales en la cifra final de todas las disciplinas. Neuquén se apropió del sitio de privilegio y se quedó con los Juegos seguido por Chubut y Río Negro, en los principales lugares de las posiciones.

Será hasta el año próximo, el nuevo reencuentro de las provincias argentinas junto a las distintas regiones chilenas tras la pandemia de coronavirus. Más allá de cualquier rendimiento y puesta en escena deportiva, lo más destacable e importante del regreso competitivo de los Juegos de la Araucanía pasa por volver a contemplar a los jóvenes de toda la Patagonia hermanarse, una vez más, en torno al deporte con los valores y principios que conllevan los Juegos.