La primera quincena de julio de 2020 será la más fría de los últimos 15 años, ya que habrá que remontarse al mismo mes, pero de 2005, para encontrar un fenómeno similar.

Jose Luis Hormaechea, Jefe de Estación Astronómica Río Grande, afirmó que “nuestros registros llegan hasta 2004, pero probablemente sea la semana más fría desde aquel invierno de 1995”.

Las imágenes que circularon por redes sociales provocaron que la ciudad congelada vuelva a ser noticia en medios nacionales e internacionales, ya que medios de países como Brasil, registraron el fenómeno local.

“Si bien hacía muchos años que no llegábamos a menos 15, menos 10 es una temperatura habitual en invierno. El hecho distintivo es que fue una semana que la temperatura mínima andaba por los dos dígitos negativos, lo que trajo innumerables problemas en la ciudad”, explicó Hormaechea por Fm masters.

Sin embargo, desde ayer a la tarde que empezó a subir la temperatura, lo cual es un ascenso de más de 10 grados en muy pocas horas.

Según Hormaechea, “vamos a tener temperaturas sobre cero con alguna precipitación, puede ser nieve. Para el fin de semana vamos a volver a las temperaturas negativas, pero no como tuvimos estos días”.

“El comienzo del invierno también marca la fecha a partir de la cual la parte luminosa del día se empieza a estirar, estamos ganando minutos de luz”, dijo.

Y anunció que “para la semana próxima se espera un nuevo descenso, pero no sería tan elevado como el que pasó. En general la segunda quincena de julio no suele ser tan fría como la primera de julio. Esperamos que la parte más brava del invierno para Río Grande, quizá haya pasado”.