Una delegación del Centro de Empleados de Comercio de Río Grande solicitó la inmediata reincorporación de una empleada del comercio de frutas y verduras denominado “Don Atilio”, durante la mañana de este martes.

El sindicato adujo que a la trabajadora le “inventaron una causa” por la cual la desvincularon de la firma y pidió la intervención del Ministerio de Trabajo de la provincia.

“En principio pedimos la reincorporación de la compañera que fue despedida el sábado. Inventaron una excusa para poder echarla. Llevan cuatro despidos, maltrato a los compañeros, no pagan en término y los chicos acá están trabajando incómodos porque una mujer viene gritando y los maltrata. Están pidiendo que intervengamos”, resumió Eusebio Barrios, secretario General del gremio.

Entre las medidas de fuerza también se “cerraron las dos verdulerías de Carrefour”. “Estamos pidiendo también que le terminen de pagar el aguinaldo. Le han descontado los días, han inventado historias para poder suspender a la gente, los amenazaron y suspendieron”, agregó Barrios.

“Hicimos nota al Ministerio de Trabajo para pedir la reincorporación de la trabajadora. Y antes también notificamos al Ministerio porque tenían chicos trabajando a la noche para armar bolsones de verduras y frutas de Gobierno pero no lo pudieron comprobar porque está todo cerrado”, finalizó.

Pedido de conciliación

Desde el Ministerio de Trabajo se informó que la empresa pidió la conciliación obligatoria para retrotraer el conflicto y buscar una salida de común acuerdo entre las partes.

Por lo pronto, el CEC se manifestó a lo largo de toda la jornada, en los horarios de atención al público del comercio.