Estudiantes y docentes del CENS 28 se movilizaron para reclamar por las horas que fueron dadas de baja para los traductores de estudiantes con hipoacusia junto a otros centros de estudiantes y por el sindicato docente. Finalmente obtuvieron un compromiso de devolución de las horas y la vuelta de los intérpretes.

Al respecto Víctor Vilte, presidente del Centro de Estudiantes del CENS 28, explicó que habían hecho el reclamo por derechos que habían sido “violentados; el derecho a la educación es indispensable para la formación de los jóvenes, hoy le tocó a la comunidad hipoacúsica y nos toca muy de cerca porque es un tema muy sensible para nosotros” al tiempo que aclaró cuál es la función de estos intérpretes. La única manera que los docentes se puedan comunicar, enseñarles y trasmitirles los contenidos que se llevan adelante, es con un intérprete. Y nosotros también como compañeros es la única herramienta que tenemos para comunicarnos, por eso también nos sentimos totalmente vulnerables si los sacan”.

El estudiante Ignacio Panighetti, presidente de la Sede Estudiantil Claudia Falcone, manifestó que “estamos acá la mayoría de los Centros de Estudiantes, apoyando la causa del CENS 28 porque es una causa no solo de ellos, sino de todos los chicos de la ciudad” al tiempo que rechazó la medida por la cual le habían sacado los maestros acompañantes “siendo que sin ellos no pueden estudiar y todo se les complica. Por eso como la función de los centros de estudiantes es defender el derecho a la educación, estamos acá”.

Por su parte Verónica Andino, secretaria Adjunta del SUTEF en el ámbito provincial; denunció que “todos los días vemos un atropello que va un poquito más allá. Si uno toma en cuenta la situación que están atravesando estos alumnos en particular, que necesitan de esa herramienta que es el intérprete para entender lo mínimo como es el saludo de sus compañeros o lo que se va a platear en una clase” y remarcó que “el Gobierno ha dejado claro que el recorte va a venir en educación, que se está viendo todos los días en todos los niveles y en diferentes situaciones. Pero a veces, cuando pasan cosas como esta, hay una cuestión incluso de humanidad en el medio”.

Finalmente hubo un compromiso desde el Ministerio de la devolución de los intérpretes para hipoacúsicos y sordos del CENS.