Por Esteban Parovel.- La Federación de Voleibol Fueguina, que fue reordenada recientemente por el trabajo realizado por varios referentes de la actividad, llevó adelante en el transcurso del fin de semana la competencia de beach vóley, que sirvió para depositar a los cuatro equipos masculinos y los cuatro femeninos en la instancia competitiva patagónica sur, cuyo circuito está compuesto por las duplas de las provincias de región más austral de la Patagonia.

Tal como se había previsto, la actividad se desplegó en las instalaciones municipales de la capital provincial; y justamente, el evento contó con el auspicio y el acompañamiento del Instituto Municipal de Deportes, que puso a disposición la cancha de vóley playero que está en el Complejo Polideportivo Augusto Lasserre, junto al escenario futbolero del Hugo Lumbreras.

Cuatro parejas fueron las inscriptas en la rama femenina y cinco en la masculina, según los detalles descriptos por la organización. Precisamente, la importancia del certamen que inició las acciones oficiales de la Federación radica en el acceso a la cita de la Patagonia Sur, que integran los representantes de Tierra del Fuego, Santa Cruz y Chubut, que se dan por sistema de ranking según las posiciones alcanzadas en sus clasificatorios locales.

“Lo que fuimos trabajando y consiguiendo en el Congreso Patagónico, que determinó el separar el Norpatagónico del Surpatagónico, y había que dar el puntapié cuando se pudiera realizar”, afirmó David Bo, responsable del beach vóley de la Federación Fueguina, quien además expresó que “luego de la competecia provincial se dará el SurPa, y de allí, saldrán los equipos que disputarán con los clasificados del NorPa, la final de la Región”.

“Estamos muy ilusionados y ansiosos, por como se viene trabajando y realizando las distintas actividades. Para nosotros, este 2020, fue un enorme impulso para poder reflotar la Federación; ya que era la única que no tenía la representatividad en la FeVA, y justamente, la pandemia por un lado nos frenó pero por otro nos permitió trabajar por un objetivo en común”, apuntó el dirigente deportivo.

Asimismo, David Bo remarcó que, este momento, sirvió “para poder contar con competencias federativas, que de lugar a que las inferiores crezcan; que tengan su espejo y vean potenciadas sus actividades de formación y poder soñar con el día de mañana con algún fueguino en algún seleccionado nacional de menores, tanto en vóley indoor como de playa”.

“Se está trabajando en el desarrollo de la actividad del beach vóley. Venimos haciendo la tarea de la formación de la base con Jonathan Coronel; y buscamos que se potencie la actividad en toda la provincia, porque queremos que haya representación fueguina en los diferentes nacionales de playa”, aseguró Bo, que está desplegando la tarea formativa de jugadores en el escenario de arena del Instituto Municipal de Deportes con el mencionado Coronel.

“La instancia esta permite no solo poder clasificar sino además ir armando el ranking de la provincia de las parejas. Y a partir de la siguiente fase competitiva deberán estar todas las parejas federadas en la Provincia y en FeVA”, puntualizó.

En cuanto al protocolo utilizado en la cita, todos los jugadores desarrollaron la actividad al aire libre bajo el sistema de burbuja; tan solo con la presencia de 4 integrantes por cruce, más el juez de turno y un par de agentes de la Federación en la función organizativa; además de la sanitización permanente de los elementos de juego y el uso de tapaboca en los lugares comunes fuera de competencia como así también la frecuente desinfección con el alcohol en gel.

Pasó la primera competición oficial de la Federación Fueguina de Voleibol, que tuvo el acompañamiento del IMD, y de esta forma, empezó la rueda formal de accesos a diversas competencias federativas tras la nueva diagramación y posterior oficialización de la entidad que tiene el objeto de regir el vóley en TDF.