Peter Titland, presidente de la ONG AttacNorge que investiga los paraísos fiscales y que fuera deportado a Brasil el viernes pasado, fue autorizado para ingresar a la Argentina. Había llegado el jueves para participar en la cumbre de la OMC pero el gobierno de Cambiemos lo retuvo en Ezeiza y lo deportó a Brasil.

“Mi estadía era inconveniente para el Gobierno argentino desde el punto de vista político”, dijo en diálogo con C5N, y afirmó Titland, y agregó que “había sido una humillación hacia mí parte del Gobierno (macrista)”. Consultado sobre los motivos de su deportación, el periodista noruego explicó que “habían dicho que la página web de nuestra ONG tiene contenidos violentos, pero eso es mentira”.

Titland se quejó ante la embajada noruega, pero su reclamo no había sido atendido, y no permitieron que un juez dictase si podía ingresar o no a la Argentina. Por eso, fue enviado a San Pablo. Hoy a la mañana su abogado le comunicó que lo habían autorizado para volver a la Argentina. Llegará desde San Pablo a la tarde.