Este viernes 24 de diciembre no sólo se cumple un año desde que Argentina recibió el primer cargamento con vacunas para el SARS-CoV-2, sino que también se superaron las 100 millones de dosis recibidas desde el inicio de la campaña.

Dicha cantidad permitió al país alcanzar el 70% de la población con esquema completo de vacunación, 7 de cada 10 argentinos recibieron las 2 dosis de la vacuna contra el CORONAVIRUS.

Por su parte, el 83% tiene al menos una.

Este hito, el cual se logró con el arribo de un lote de 739.440 unidades de Pfizer, fue celebrado por la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, a través de sus redes sociales: “12 meses. 100 millones de dosis recibidas. 83% con primera dosis. 70% con esquema completo. Somos capaces de hacer grandes cosas. No lo dudes, vacunate”.

“Hace un año los argentinos y las argentinas renovaban sus esperanzas con el arribo de las primeras vacunas contra la COVID-19 que dieron inicio a una de las campañas de vacunación más grandes de nuestra historia. Gracias a las políticas de salud hoy estamos saliendo adelante”, publicó el jefe de Gabinete, Juan Manzur, en Twitter.

Con respecto a la población de mayor edad, la cifra de vacunados con esquema iniciado asciende al 93,3%, mientras que con esquema completo se ubica en el 82,8%.

Mientras que el 79,7% de los adolescentes de entre 12 y 17 años inició su esquema y el 58,9% lo completó; el 61,8% de las niñas y los niños de entre 3 y 11 años se aplicó ya una dosis y el 36,9% recibió 2.

A través de un comunicado publicado por el Ministerio de Salud de la Nación, se dio a conocer que fue esta amplia disponibilidad de vacunas la que no sólo permitió avanzar con la campaña de vacunación nacional, sino también colaborar “en la donación de dosis para países que han sufrido un acceso inequitativo a las vacunas, entendiendo que no podrá superarse la pandemia hasta tanto todos los países accedan a la vacunación”.

Por caso, el pasado jueves Filipinas recibió las 500.000 vacunas de AstraZeneca que envió el Gobierno de la Argentina en el marco de la estrategia de reciprocidad por la que se beneficiaron Vietnam, Kenia, Angola, Mozambique, Barbados y la Organización de Estados del Caribe Oriental, que recibieron 1.7 millones de dosis; Bolivia, quien sumó un millón de unidades a su stock en lo que fue la donación más robusta de la región.