El titular de la cartera de Gobierno se refirió a los trabajos que el Municipio de Río Grande viene llevando a cabo con el sector privado con el fin de obtener urbanizaciones con servicios para dar respuesta a la demanda habitacional de la ciudad. También detalló el rol que tendrá la Subsecretaría de Hábitat e informó que se realizará un entrecruzamiento de información para que las soluciones habitacionales lleguen a los que más lo necesitan.

Al respecto, expresó que “los vecinos han observado que, en muchas oportunidades, desde el Municipio hablamos de una Río Grande para toda la vida, y claramente lo que Río Grande necesita es desarrollarse como una ciudad planificada, sustentable e integrada que nos permita trabajar y disfrutar de la vida en un medioambiente armónico”.

En este sentido, detalló que “hemos observado que existen áreas en el Municipio, desde hace muchos años, que necesitan una vinculación más directa para poder atender los requerimientos del vecino en materia habitacional”.

Díaz mencionó que “para lograr esta planificación y ordenamiento en materia territorial, la creación de la Subsecretaría de Hábitat absorberá esas tres áreas municipales con sus estructuras propias para dar soluciones habitacionales más directas, rápidas y eficientes al vecino”.

Por ello, explicó que “hay que nutrir al Banco de Tierras Municipal, que encontramos en cero al asumir la gestión, y hay que esperar desarrollos de urbanización del sector privado que por cuestiones sanitarias no se han podido dar en estos dos años”.

Respecto al anuncio del intendente Martín Perez referido a la preadjudicación de 1000 lotes con servicios, el Secretario de Gobierno informó que “tenemos diversos recursos que se pueden utilizar, ya sea a través del Gobierno Nacional mediante el Plan Nacional de Suelo Urbano, o también con recursos municipales que, articulados con el sector privado, nos pueden ayudar a que lleguemos a esta posibilidad concreta de preadjudicar más de 1000 lotes dentro de la ciudad”.

Recordó que en diciembre se aprobó la Emergencia Habitacional en el Concejo Deliberante y que, a raíz de ello, “iniciamos tratativas con tenedores de tierra dentro del ejido urbano donde incluso podemos, a través de esta herramienta aprobada por todos los concejales de la ciudad, vincularnos con el sector privado, inyectar infraestructura esencial en un lote privado y luego cobrarnos esa inyección de infraestructura con lotes ya con servicios”.

A su vez, señaló que “existe, por ejemplo, un tenedor de tierra en nuestra ciudad que tiene un macizo donde podrían obtenerse alrededor de 1230 lotes. Nosotros podemos gestionar los recursos para ingresar la infraestructura a los mismos y transformarlos en suelo urbano. Estamos avanzando en esta iniciativa, ingresar la infraestructura a ese macizo privado y que el Municipio se cobre con alrededor de 700 lotes. Luego, serán ingresados inmediatamente al Banco de Tierras Municipal para ser adjudicado respetando antigüedad y prioridades que están establecidas por ordenanza”.